Lunes, 16 Diciembre 2019

Centro Documental FFOMC

Expertos destacan la pobreza como factor de riesgo de transmisión del Ebola

En un reciente artículo recogido en el Centro Documental de la Fundación para la Formación de la OMC distintos expertos ponen de manifiesto que la pobreza constituye un factor de riesgo en la trasmisión del virus del ébola y coinciden en dirigir los esfuerzos especialmente a las zonas con mayores tasas de pobreza, así como dedicar proyectos de desarrollo para cubrir necesidades básicas con el objetivo de combatir esta enfermedad.

Madrid 07/01/2016 medicosypacientes.com

En opinión de Juan Martínez, director de la FFOMC, las enfermedades infecciosas tienen entre sus determinantes a la pobreza como uno de los más importantes. Con ocasión de la reciente epidemia de Ebola de África occidental, la aparición explosiva de esta enfermedad zoonótica parecía relacionada exclusivamente con la presencia del animal transmisor en dicha región africana, diversas especies de murciélagos frugívoros infectados por el ebolavirus, y con la incapacidad de los sistemas sanitarios de dichos países sanitarios para contener los contagios, especialmente en la situación precaria de los hospitales, donde la enfermedad se extendió velozmente.

Pues bien, un reciente artículo seleccionado por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial pone de manifiesto que incluso en estos países, las personas más desfavorecidas económicamente tenían un riesgo mayor de sufrir y transmitir el Ebola que los más pudientes (hasta más del triple), relacionado probablemente con las peores condiciones de higiene  (la falta de acceso agua y al saneamiento),  y también por el mayor número de contactos personales, según indica Juan Martínez.

Los autores del artículo, después de analizar 4.437 casos ocurridos en Montserrado County (Liberia)  concluyen que las personas de zonas con altas tasas de pobreza tuvieron altas tasas de transmisión y de propagación a otras regiones, y que por tanto para prevenir y controlar el Ebola hay que dirigir los esfuerzos especialmente a esas zonas, así como dedicar proyectos de desarrollo para cubrir necesidades básicas.