Martes, 19 Noviembre 2019

Jornada sobre cronicidad avanzada

Expertos debaten sobre el impacto de la enfermedad crónica en la sociedad actual

 

Dentro de la Jornada sobre Cronicidad avanzada, celebrada ayer jueves en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud San Rafael-Nebrija, se celebró una mesa redonda sobre "El impacto de la enfermedad crónica en la sociedad actual", moderada por el doctor Jacinto Bátiz, jefe del Área de Cuidados Paliativos, del Hospital San Juan de Dios de Santurce

13/03/2014 medicosypacientes.com

 

Madrid, 14 de marzo 2014 (medicosypacientes.com)

Dentro de la Jornada sobre Cronicidad avanzada, celebrada ayer jueves en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud San Rafael-Nebrija, se celebró una mesa redonda sobre "El impacto de la enfermedad crónica en la sociedad actual", moderada por el doctor Jacinto Bátiz, jefe del Área de Cuidados Paliativos, del Hospital San Juan de Dios de Santurce.

El también presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Bizkaia incidió en que el impacto de la enfermedad crónica en la sociedad actual está creciendo. De ahí, en su opinión, "la necesidad de prever y comprender la relevancia de las enfermedades crónicas y de intervenir urgentemente contra ellas es una cuestión cada vez más importante". Para ello es preciso, según el doctor Bátiz, "que los gestores sanitarios y la comunidad de salud pública adopten un nuevo enfoque".

"Como primer paso tal vez sea fundamental transmitir los conocimientos y la información más recientes a los profesionales sanitarios de atención directa y al público en general. Pero observamos que las enfermedades crónicas suelen quedar relegadas a un segundo plano. Por ejemplo, se suele mantener la idea de que estas enfermedades crónicas son una amenaza remota y menos importante y grave que algunas enfermedades infecciosas", según expuso.

Sin embargo, como recordó tanto las personas con enfermedades crónicas, como sus familiares, tienen que enfrentarse no solo a la problemática propia de estas enfermedades, sino a una serie de obstáculos como son los económicos, los médicos y culturales e incluso los psicológicos y sociales.

Por ello, desde el punto de vista de este experto, "este progresivo incremento de las enfermedades crónicas constituye actualmente un paradigma que no se puede considerar como una cuestión marginal en la enseñanza de las Facultades de Medicina porque no es lo mismo aprender a tratar a un enfermo agudo que a enfermo crónico".

Para finalizar, el doctor Bátiz subrayó que, "los profesionales de la salud trabajamos para prevenir a las personas de padecer una enfermedad, si esto no es posible, trabajamos para curársela, pero sí esto tampoco lo podemos conseguir debemos dirigir todos nuestros esfuerzos para cuidar a estos enfermos de manera integral con toda nuestra ciencia y todo nuestro acercamiento humano".

Una de las ponentes, Ana Miquel Gómez, gerente adjunta de Planificación y Calidad. DGAP. Servicio Madrileño de Salud, se refirió a "El impacto de la enfermedad crónica y las estrategias para su abordaje"

Según expuso, "entre las razones que han convertido la atención a pacientes crónicos en prioritaria para los sistemas sanitarios se encuentra los cambios en la estructura poblacional y en concreto, el envejecimiento de la misma que nos ha llevado a tener la mayor esperanza de vida de España situada actualmente en 83,7 años, con un aumento paulatino de los mayores de 75 años.  Así, el porcentaje de personas en este rango de edad representaba en el año 2001 el 6,4% de la población, mientras que en el año 2011 era del 7,5%, habiendo crecido 1,1 punto porcentual en una década".

La cronicidad, como recordó, repercute en diversos planos de la sociedad y de las organizaciones sanitarias. "Así, podemos apreciar su impacto epidemiológico en la morbilidad (40,46% de la población en la Comunidad de Madrid, de 15 y más años, padece algún problema de salud crónico) y la mortalidad (sabemos que las enfermedades crónicas destacan entre las 20 primeras causas de muerte)".

Asimismo, la cronicidad también impacta en otros ámbitos, según advirtió: Consumo de recursos: las enfermedades crónicas incluyen al 28,8 % de la población de la Comunidad de Madrid, y representan el 70% del coste sanitario total;Profesionales sanitarios y pacientes expresan su visión y necesidades; Organizaciones sanitarias: a la luz de las evidencias, organismos nacionales e internacionales sitúan el abordaje de las enfermedades crónicas en el primer lugar de las prioridades.

"Nuestra estrategia visiona el itinerario de un paciente crónico por la organización y define los perfiles profesionales que liderarán la atención a estos pacientes, los servicios que se ofrecerán, y las herramientas  que sustentarán esta oferta según el nivel de riesgo en el que se encuentre cada paciente en un momento dado", concluyó.

Por su parte, Juan Oliva Moreno, profesor del Departamento de Análisis Económico y del Seminario de Investigación en Economía y Salud (SIES) de la Universidad Castilla la Mancha, disertó sobre el "Impacto económico de las enfermedades más allá del gasto sanitario". El objetivo de esta ponencia fue pasar revista a estos conceptos y revelar la medida de su importancia en España.

Según Moreno, "un reflejo del grado de importancia que concedemos como sociedad a la protección de la salud es el importante volumen de recursos que invertimos en la atención sanitaria, financiando medidas de carácter preventivo y tratamientos para extender la vida y evitar en la medida de lo posible el dolor y el sufrimiento que ocasionan las enfermedades".

La eficiencia en la prevención primaria o secundaria de problemas de salud, la implementación de programas y la prestación de una atención sanitaria de calidad a un coste razonable (sostenibilidad) y la capacidad de nuestras políticas para anticipar y adaptarse a demandas y cambios sociales que afectan a la salud (solvencia) son retos de primer orden, a su juicio, "tanto para decisores públicos como privados y, en último término, para cada uno de los miembros que conformamos la sociedad".

"Sin embargo, -añadió- conjuntamente con el esfuerzo dedicado a dichas políticas de salud, y junto con las partidas que nos indican el esfuerzo económico realizado en el medio sanitario para mantener y mejorar nuestros niveles de salud, existe otra serie de recursos relacionados con enfermedades y lesiones que debemos identificar, medir y valorar para mejorar desde una perspectiva económica la compresión del impacto social de las enfermedades y ayudar en la planificación y el diseño de políticas de salud que mejoren la eficiencia y la equidad en la asignación de los recurso".