Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Europa pretende reducir el consumo de tabaco en un 10 por ciento en los próximos cinco años

07/04/2009

En la lucha contra el tabaquismo, la Unión Europea, además de haber firmado un convenio marco con la Organización Mundial de la Salud, ha llevado a cabo varias iniciativas que forman parte de la campaña de lucha contra el tabaquismo

Madrid, 7 de abril 2009 (medicosypacientes.com)
Descripción de la imagen

Con el fin de asegurar un elevado nivel de protección de la salud en la Unión Europea y como medida complementaria a la prohibición de la publicidad del tabaco y a la puesta en marcha de campañas educativas, el Parlamento Europeo (PE) aprobó, el día 24 de marzo, un informe en el que propone un aumento de los impuestos con los que se grava el tabaco para el año 2014.

Con ello se pretende desincentivar el consumo reduciéndolo en un 10 por ciento en los próximos cinco años y hacer frente al contrabando de tabaco dentro de la UE, tal como se informa en el Boletín “Europa al Día” nº 285, del Departamento de Internacional del Consejo General de Colegios de Médicos.

El objetivo de este informe aprobado por el PE por 525 votos a favor, 103 en contra y 45 abstenciones es garantizar el buen funcionamiento del mercado interior, asegurando al mismo tiempo un elevado nivel de protección de la salud, tal como exige el artículo 152 del Tratado CE.

En la lucha contra el tabaquismo, la Unión Europea, además de haber firmado un convenio marco con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha llevado a cabo varias iniciativas de las que se ha ido informando en sucesivos Boletines de “Europa al Día”.

Medidas menos estrictas

Las medidas aprobadas por el PE son menos estrictas de las que propuso inicialmente la Comisión Europea con respecto a que hubiera dos aumentos impositivos, uno en 2010 y otro en 2014. No obstante, al tratarse de asuntos relativos a impuestos, la postura de la Eurocámara es consultiva y no vinculante, por lo que la última decisión recae sobre el Consejo, que actúa por unanimidad.

Estos datos implicarían que, a partir de 2014, un paquete de 20 cigarrillos estaría sometido a un impuesto mínimo de 1,50 euros. Se trata, efectivamente, de un gravamen inferior a 1,80 euros que pedía la Comisión.

Estas medidas impositivas forman parte de la campaña de lucha contra el tabaquismo y son complementarias a la prohibición de la publicidad del tabaco y a la puesta en marcha de programas de educación.

Más información: