Campaña medicina rural

Miércoles, 17 Agosto 2022

España es el segundo país de la UE con mayor número de casos de tuberculosis

06/10/2009

Hasta 13.000 casos de tuberculosis al año se diagnostican actualmente en nuestro país, una enfermedad en la que no se ha innovado ni en medicamentos desde hace 40 años ni en vacunas desde hace 90, por lo que las Asociaciones de Desarrollo de Productos que trabajan en este campo reclaman más ayudas para la investigación

Madrid, 7 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)

La Alianza Mundial para el Desarrollo de Medicamentos contra la Tuberculosis (Global Alliance for TB Drug Development - TB Alliance) y la Fundación Mundial de la Vacuna contra la Tuberculosis (Aeras Global TB Vaccine Foundation) han reclamado una mayor concienciación y compromiso por parte de los diferentes gobiernos hacia las consecuencias de la tuberculosis (TBC), una enfermedad de la que en nuestro país se diagnostican 13.000 personas cada año, siendo España el segundo país de la Unión Europea con mayor número de casos, después de Rumanía, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según han informado estas dos organizaciones, si se tomasen las medidas adecuadas, en un plazo de tres años podría reducirse la duración del tratamiento a un tercio y a largo plazo limitarlo a quince días, como cualquier otra infección común, hasta llegar al objetivo de eliminar la tuberculosis como una amenaza de salud mundial.

Tanto TB Alliance como Areas, son dos Asociaciones de Desarrollo de Productos sin fines de lucro que, con el uso de recursos colectivos del gobierno, del sector industrial, académico y ONGs, centran sus esfuerzos en diferentes aspectos de la lucha contra la tuberculosis: En concreto, TB Alliance está desarrollando medicamentos nuevos y asequibles que reducirán la duración del tratamiento, funcionarán contra la TBC resistente a medicamentos, serán compatibles con los antirretrovirales para el VIH y mejorarán el tratamiento de la TBC latente. Por su parte Aeras está desarrollando regímenes nuevos de vacunas asequibles para brindar protección contra todas las cepas de la TBC, prevenir la TBC en niños, adolescentes y adultos, y para que su uso sea seguro en personas infectadas con VIH. Cuatro de stas nuevas vacunas se están testando actualmente en África, Europa y América del Norte.

La tuberculosis es la enfermedad infecciosa que causa más muertes después del VIH

Según datos de la OMS la tuberculosis afecta a 9,2 millones de personas en todo el mundo y cerca de 2 millones de personas mueren cada año. La bacteria causante, el Mycobacterium tuberculosis (M.tb), infecta a un tercio de la población mundial. La creciente resistencia a los medicamentos, el aumento del número de personas coinfectadas por tuberculosis y VIH, así como a la cifra creciente de viajes y movimientos de población, están contribuyendo a su extensión, no sólo en los países en vías de desarrollo, sino también en países industrializados, como es el caso de España.

El diagnóstico de TBC mayoritariamente utilizado en la actualidad, el examen microbiológico del esputo, data de hace más de 100 años y detecta sólo la mitad de los pacientes nuevos. El retraso en el diagnóstico adecuado implica para los pacientes la diferencia entre el éxito o fracaso del tratamiento.

Los medicamentos existentes para TBC tienen más de 40 años y deben tomarse de forma combinada 4 tipos de ellos durante un periodo de 6 a 9 meses, lo que puede provocar el abandono del tratamiento y el consiguiente desarrollo de cepas resistentes al medicamento (que en ciertos casos alcanzan casi el 100% de mortalidad). Por su parte, la vacuna contra la TBC tiene más de 85 años y si bien proporciona alguna protección contra las formas severas en niños, es poco fiable contra la TBC pulmonar, la más extendida en todo el mundo.

Por todo ello se hace necesario impulsar la investigación y desarrollar medias eficaces para frenar su expansión. Según datos de la OMS, cada persona con tuberculosis activa –si no recibe tratamiento- puede infectar a otras 10 a 15 personas al cabo de un año.