Campaña medicina rural

Miércoles, 17 Agosto 2022

España, entre los países europeos más sedentarios

21/01/2010

Los expertos apuntan a la mala conciliación de vida familiar y laboral como principal causa de esta circunstancia y recuerdan el beneficio del ejercicio físico en patologías relacionadas con el corazón y en las enfermedades metabólicas y óseas

Madrid, 21 de enero de 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

España es uno de los países de Europa más sedentarios, una realidad que, según explica Alfonso Jiménez, profesor de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid, responde en parte a que se trabaja “sin horario”, lo que impide la conciliación laboral y familiar. Este hecho repercute sobre todo en las mujeres de entre 25 y 45 años, uno de los colectivos españoles que menos actividad física realizan. Precisamente el impacto del ejercicio físico en la salud fue el tema central de la charla inaugural del ciclo internacional de conferencias que ayer puso en marcha la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid, la cual está actualmente presente en ocho países de todo el mundo.

Según Alfonso Jiménez, a pesar de que en ocasiones resulta difícil hacer ejercicio, los beneficios que aporta hacen que merezca la pena el esfuerzo: “está sobradamente demostrada su eficacia en la prevención y tratamiento sintomático de las principales enfermedades cardiovasculares, metabólicas y musculoesqueléticas, cuya incidencia se ha disparado en los últimos años en España precisamente por la falta de ejercicio unido a una sobrealimentación”, asegura.

Como ejemplo, cita la evolución de la diabetes: entre un 12 y un 15% de la población actual padece diabetes tipo II, una patología cuya prevalencia se situaba en el 6% hace diez años y que “se espera que afecte a un 20% en el 2020”, advierte.

Cuanto más ejercicio, mejor

Aunque este experto subraya que es básico hacer al menos 30 minutos de actividad física moderada diaria (60 minutos los niños), reconoce que con el estilo de vida y de producción que hay en España, esto puede ser complicado. Por ello, recomienda, por ejemplo, ir andando siempre que se pueda, subir las escaleras o bajarse del transporte público un par de paradas antes para poder caminar.

España se encuentra, junto a Italia, a la cola de los países europeos en cuanto a actividad física, por detrás de naciones que, por ejemplo como Finlandia, tienen condiciones climatológicas muchísimo peores. En ello influye en parte el estilo de vida latino, en el que se trabaja sin horario y no hay lugar para el ocio, además de la laguna existente en los servicios médicos a la hora de abordar este tema, lo que facilita la escasa concienciación. En este punto, Alfonso Jiménez lamenta que actualmente en las consultas médicas se dé más importancia a la terapia que a la prevención y, más concretamente, al ejercicio físico. “El médico sí pregunta a los pacientes si fuman, por ejemplo, pero no se interesa por la cantidad de ejercicio que realizan. Si esto se abordase de manera rutinaria, habría más conciencia sobre su importancia”, asegura.