Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Entrevista con el doctor José Perea, investigador y jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de la Misericordia de Toledo

16/12/2010

"Los medios con que se cuenta para la exploración de la motilidad ocular son muy escasos y antiguos, y mediante la video-oculografía se abre un campo increíble tanto en fisiología como en patología"

El médico oftalmólogo José Perea es el artífice del video-oculógrafo VOG-Perea, novedoso y pionero método para la exploración de la motilidad ocular, que tiene como utilidad el estudio de patologías oftálmicas relacionadas con el equilibrio, la estática y el movimiento de los ojos. En esta entrevista concedida a "Medicos y Pacientes" muestra su satisfacción por la obtención de esta técnica de la subraya la obtención de mejores resultados con respecto a los métodos actuales

Madrid, 15 de diciembre 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

El doctor Perea con su video-
oculógrafo.

-En qué consiste el vídeo-oculógrafo VOG-PEREA?

-Esencialmente, es un dispositivo destinado al estudio de la motilidad ocular. Utilizable tanto en clínica como en investigación. Permite detectar movimientos oculares que hasta ahora no habían sido descritos, con posibilidad de registro gráfico en tiempo real. Con este nuevo equipo se puede analizar si hay, o no, patología a través del estudio estático del equilibrio bi-ocular, y, sobre todo, de los movimientos normales o enfermos que pueden efectuar los ojos. En la práctica clínica, la dinámica ocular se está estudiando, simplemente, haciendo que el paciente siga la luz de una linterna, por con lo que las alteraciones pequeñas no pueden ser percibidas.

-¿Cómo surge el desarrollo de esta nueva técnica?

-El otorrino, siempre por delante del oftalmólogo en patología del nistagmo, venía estudiando esta entidad mediante sistema vídeo (vídeo-nistagmografía) en enfermedades vinculadas a su especialidad. Partiendo de ahí, consideré que si estos pequeños movimientos rítmicos oculares de vaivén se estaban valorando mediante este procedimiento con buen resultado, de igual modo podríamos los oftalmólogos explorar la extensa patología relacionada con el equilibrio bi-ocular, tanto bajo el punto de vista estático como cinético. Como siguiente paso adquirí un dispositivo como el utilizado por estos especialistas, que lo instalé en el Servicio de Oftalmología del Hospital, tras documentarme con gran parte de los trabajos de electro-oculografía publicados hasta ese momento, muy en especial los del Profesor Maurice Quéré de Nantes. La electro-oculografía era lo más avanzado que existía entonces para el estudio de la dinámica ocular, si bien presentaba muchas limitaciones técnicas. Cuando comprobé que con este equipo adquirido, aun con sus muchos defectos, conseguía explorar los movimientos oculares con ventaja sobre la electro-oculografía, me dediqué a esta investigación, publicando mis primeros resultados en enero del 2006 en mi libro “Estrabismos”.

-¿La técnica la ha desarrollado en solitario o decidió formar su equipo?

-Poco después de la publicación de mis primeros trabajos fui visitado por un grupo de físicos e informáticos residentes en Marsella, que eran quienes habían desarrollado el vídeo-nistagmógrafo. Me propusieron desarrollar un vídeo-oculógrafo con protocolo informático específico para Oftalmología y Neuroftalmología. Me pareció interesante, pues recabando información en las bases de datos más importantes de la literatura médica mundial, sin limitación de idioma, pude comprobar que no había precedente alguno sobre este tema. Acepté la oferta con una serie de condiciones personales: primero, mi trabajo sería totalmente altruista; segundo, la dirección medica absoluta del proyectosobre el grupo de físicos e informáticos franceses; y tercero, el aparato llevaría mi nombre “VOG-Perea”. Estas premisas fueron aceptadas e inmediatamente se comenzó a desarrollar el proyecto. A su término, fue aprobado por la Unión Europea, es decir, el pasado mes de septiembre.

-¿Qué tipo de pacientes se pueden beneficiar de esta nueva técnica?¿Para qué patologías está, principalmente, indicado?

-Su aplicación en clínica se centra, fundamentalmente, en heteroforias, estrabismos, parálisis oculares, nistagmo y neuroftalmología. Éstas son las principales patologías para las que está indicado. Además de tratarse de un equipo de investigación en fisiología motora ocular.

-Con esta nueva técnica, además, se ha logrado un importante avance en el estudio y la comprensión de los movimientos oculares,…

-Con este nuevo equipo se puede analizar si hay o no patología a través de los delicados movimientos que pueden efectuar los ojos, que quedan grabados y registradospor sistema vídeo. Pueden valorarse los desplazamientos oculares cada cuatro centésimas de segundo. Seguidamente, y a la velocidad que se desee, es estudiable el comportamiento que han tenidos los ojos comparando su movimiento en el Oculoscopio con el registro gráfico en el Oculógrafo. El aparato es útil, por tanto, para diagnóstico no sólo de la estática (olvidándonos del engorroso procedimiento de los prismas) sino de todo lo relacionado con alteraciones de la dinámica ocular. En parálisis oculares también reviste gran interés, ya que permite medir con total exactitud la limitación de movimiento de cualquier ojo, a través de mi técnica de “coordimetría infrarroja”. Durante el tratamiento de la parálisis ocular la utilidad del VOG se centra en poder hacer un fiel seguimiento del proceso.

-¿Cuál es el nivel actual de estudio sobre la motilidad ocular?

-Los medios con que se cuenta para la exploración de la motilidad ocular son muy escasos y antiguos. Estamos utilizando procedimientos del siglo XIX y primera mitad del XX. El más moderno de que disponemos es el sinoptómetro, descubierto por Cüppers en 1970 (hace 40 años). Y lo más avanzado que hemos tenido, la electro-oculografía, no ha pasado de ser un trabajo de laboratorio por las dificultades técnicas de aplicación y por lo incompleta que es. Hoy, mediante la video-oculografía se abre un campo increíble tanto en fisiología como en patología.

-¿Cuál es el futuro del VOG-PEREA?

-¿Cómo saberlo? Tampoco pretendo convencer. Sí sé que hemos iniciado un nuevo camino. La tecnología avanza a velocidad de vértigo gracias a la informatización. Por nuestra parte seguimos desarrollando y perfilando este sistema. Si mediante este trabajo consigo despertar ilusión, inquietud y entusiasmo, particularmente en las promociones jóvenes, es suficiente para sentirme feliz y satisfecho por estos años que he querido regalar a la Oculística.