Domingo, 17 Noviembre 2019

VII Jornada de Actualización en Psiquiatría Infantil y Adolescente

Entre un 2 y un 5% de la población infantil padece Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

 

Pamplona reúne mañana a más de 140 expertos en salud mental que presentarán las principales novedades en el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en niños y abordará los principales avances en la biología, psicología y el tratamiento psicopedagógico y con medicación de este trastorno que padece entre un 2 y un 5% de la población infantil

19/06/2013 medicosypacientes.com

Pamplona, 20 de junio de 2013 (medicosypacientes.com)

Pamplona reunirá, mañana día 21 de junio, a más de 140 expertos en salud mental para exponer las principales novedades en el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en el marco de la VII Jornada de Actualización en Psiquiatría Infantil y Adolescente.

En el evento participarán destacados especialistas del ámbito de la Psiquiatría Infantil, Psiquiatría de Adultos, Psicología y Pediatría de Atención Primaria, procedentes de Navarra, País Vasco y Madrid. Y abordarán los principales avances de este trastorno que padece entre un 2 y un 5% de la población infantil.

La jornada, que tiene por nombre "TDAH y DSM-5: Desde la Biología a la Clínica Multidisciplinar", está organizada por la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra y el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) y será inaugurada por el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Iribas Sánchez de Boado.

En el trascurso del acto, se expondrán, además, las principales novedades en lo referente tanto al tratamiento farmacológico como a las diferentes modalidades terapéuticas no farmacológicas del TDAH, la intervención psicoeducativa y los trastornos mentales en psiquiatría infantil y adolescente.

Los especialistas pondrán sobre la mesa que en el 50-75% de los casos los niños con TDAH seguirán presentando síntomas cuando sean adultos y explicarán que existe otro tipo de síntomas que acompañan a la mayoría de niños y adolescentes con TDAH, denominados comórbidos ocultos, entre los que destacan los trastornos de ansiedad y la disgregulación emocional.

El hiperactividad (TDAH), es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Según la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH) es considerado como uno de los trastornos más importantes en el área de la Psiquiatría Infanto-Juvenil y, posiblemente, es la patología más estudiada.

En principio, se sabe que su aparición está vinculada a una producción insuficiente de los neurotransmisores dopamina y noradrenalina. Los neurotransmisores son sustancias químicas cuyo objetivo es producir una correcta comunicación entre las neuronas. Para que esto se lleve a cabo, debe existir una cantidad adecuada de dopamina y noradrenalina. En el niño con TDAH la producción de estos dos neurotransmisores es irregular.

Este déficit de dopamina y noradrenalina genera problemas en los circuitos reguladores de varias zonas del cerebro: el córtex prefrontal, el cuerpo calloso y los ganglios basales.

El TDAH, altamente hereditario

El origen de las irregularidades en la comunicación entre los circuitos de estas zonas cerebrales, es desconocido. Aunque los estudios sugieren que no existe una única causa que provoque el TDAH; éste se origina, más bien, en respuesta a muchas causas que se dan a la vez en el niño que lo desarrolla.

Entre ellas se encuentran los factores biológicos, están relacionados con factores genéticos y diversos acontecimientos que se producen durante el embarazo (prenatales) o en torno al nacimiento del niño (perinatales). Y los factores psicosociales, vinculados a ambientes de pobreza, malnutrición y exclusión social, problemas familiares y violencia en el hogar contribuyen a su desarrollo y perpetuación.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) provoca en los niños hiperactividad, impulsividad y déficit de atención.

Estos comportamientos pueden ser normales en la mayoría de los niños; la diferencia es que en los niños sin TDAH, estos síntomas disminuyen según crecen y pasan de la educación infantil a la primaria. Y en los niños con TDAH las conductas hiperactivas e impulsivas y los síntomas de inatención, son más intensos de lo que se espera, se manifiestan en más de un lugar (colegio, casa, etc.) y suelen prolongarse por más de seis meses.

Las consecuencias del TDAH en adolescentes sin tratar se traducen en muchos casos en un aumento del fracaso escolar, dificultades de aprendizaje, incremento del número de accidentes, así como más peleas entre hermanos y conflictos intrafamiliares. Además, aumenta el número de embarazos no deseados, el riesgo de abuso de sustancias y adelanta el inicio en este comportamiento.

Un trastorno muy frecuente en la población infantil española

Se trata de uno de los trastornos más importantes dentro de la Psiquiatría Infanto-Juvenil, constituyendo cerca del 50% de su población clínica, según datos aportados por la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH).

Este trastorno es crónico y comienza a revelarse antes de los 7 años.

En los países en donde se aplican con mayor frecuencia tratamientos para el TDAH, las tasas de prescripción médicas sólo representan entre el 3 y el 7 % de los niños que se cree que padecen este trastorno, e incluso menos del 4% estimado de los adultos que lo sufren.

En España es un trastorno muy frecuente entre los niños. De hecho según un estudio realizado entre la población infantil de 6 a 15 años de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), entre el 4 y el 6% de los niños sufren TDAH.

Por otro lado, investigaciones realizadas por el doctor Gómez Beneyto evidencian que entre el 3,5 y el 8% de los niños en Valencia (capital) padecen este trastorno.

Los niños son más propensos que las niñas a sufrir TDAH, en cifras que varían de 4 a 1.