Campaña medicina rural

Miércoles, 17 Agosto 2022

Enfermos con trastornos alimentarios intensifican sus patologías durante la época de exámenes

29/05/2012

Desde el Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) advierten que en época de exámenes se intensifican los síntomas de enfermos con trastornos de la alimentación, como anorexia y bulimia, debido a que el aumento del estrés y la exigencia personal de los mismos repercuten negativamente en sus hábitos alimentarios

Barcelona, 30 de mayo de 2012 (medicosypacientes.com)

Desde el Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) advierten que en época de exámenes se intensifican los síntomas de enfermos con trastornos de la alimentación, como anorexia y bulimia, debido a que el aumento del estrés y la exigencia personal de los mismos repercuten negativamente en sus hábitos alimentarios

La personalidad perfeccionista y el alto grado de auto exigencia de estos pacientes, les convierten en personas intolerantes a la frustración por lo que, en época de exámenes destinan gran parte de su tiempo al estudio, modificando así sus hábitos alimentarios, según explican los expertos.

Además, añaden que en algunos casos el problema viene cuando estos jóvenes no obtienen la calificación esperada, y canalizan su frustración mediante la pérdida de peso.

También se detecta en época de exámenes un mayor consumo de productos saciantes, ricos en carbohidratos, para calmar la ansiedad. De este consumo se deriva un aumento de los “atracones”, informan.

Aislamiento social para obtener buenas notas

El perfeccionamiento de estos jóvenes explica por qué en esta época, o incluso con meses de antelación, incurren en aislamiento social, explican los expertos.

Este aislamiento, que repercute negativamente en la salud de los enfermos, sí que influye (generalmente) de manera positiva en el rendimiento académico de los jóvenes.

Así, expertos desmontan el falso mito que atribuía la enfermedad de anorexia a chicas inteligentes de alto rendimiento académico.

Tal y como confirman desde ITA, en la mayoría de los casos, los buenos resultados no son consecuencia de la inteligencia sino del tiempo invertido en el estudio en detrimento de otras actividades o relaciones sociales.

Por otro lado, se relaciona este aislamiento con síntomas depresivos y obsesividad, por lo que expertos recomiendan una mayor vigilancia hacia los pacientes, ofreciéndoles estrategias para afrontar la ansiedad, el miedo al fracaso o la tolerancia a la frustración.