Miércoles, 17 Enero 2018

Campaña de hábitos saludables

El vino, complemento de una dieta equilibrada, si se consume con moderación

13/11/2012

Madrid, 14 de noviembre de 2012 (medicosypacientes.com)

Tal y como explicaron en la presentación, se trata de una campaña de carácter trianual, con la que se pretende llegar a la mayoría de la población española con el mensaje de la moderación en el consumo del vino, su complementariedad en una dieta equilibrada y su disfrute inteligente.

Así, a través del microsite "www.quiensabebebersabevivir.es" se ofrece información completa sobre el concepto de consumo moderado y los peligros del abuso del alcohol, las cantidades consideradas de bajo riesgo para disfrutar el vino como complemento de una dieta equilibrada y enlaces de interés para conocer más sobre este producto.

Consumo moderado

Son muchos los factores que influyen a la hora de definir unas directrices sobre el consumo responsable de alcohol, manifiestan los especialistas. De esta manera, edad, índice de masa corporal, historia familiar, etnicidad, medicación o el estado de salud en general está directamente relacionado en ello. El ritmo con el que se consume alcohol y si se bebe comiendo %u2013así como la cantidad y tipo de alimentos -también son condiciones que influyen en la absorción del alcohol.

No obstante, sobre la base de investigaciones internacionales disponibles y diferentes referencias proporcionadas por varias autoridades públicas, desde el punto de vista médico, se acepta que el consumo moderado de bajo riesgo se sitúa, para mujeres, hasta dos unidades de bebida al día (entendiendo por unidad de bebida 10 gramos de alcohol puro, el equivalente a 10cl de vino con un grado alcohólico volumétrico del 12%, o a 10cl de vino espumoso con un grado alcohólico volumétrico del 12%, o a 6cl de vino de licor con un grado alcohólico volumétrico del 20% ó a 7cl de vino aromatizado con un grado alcohólico volumétrico del 15%)  y, 3 unidades de bebida al día para hombres. Se recomienda no pasar las 4 unidades al día en ambos casos y consumo cero en el caso de embarazadas, personas que estén bajo medicación o si se va a manipular maquinaria.

Por otro lado, los expertos recuerdan que los daños derivados de un consumo abusivo y uso indebido de alcohol constituyen un gran motivo de preocupación y es una de las principales causas de muerte prematura y enfermedades evitables. En este sentido, hacen hincapié en que también tiene consecuencias sociales, tanto para los bebedores como para los demás miembros de la comunidad.

El alcohol en los menores

Por regla general, puesto que los adolescentes están en pleno desarrollo físico, no han desarrollado íntegramente la misma capacidad para tolerar alcohol que los adultos, recuerdan los expertos. Para los jóvenes, el riesgo de daños inducidos por un consumo excesivo de alcohol es mayor porque afecta su crecimiento, estado nutricional y desarrollo de la personalidad. De esta manera, los menores de edad no deberían consumir alcohol, aseveran los especialistas.

Añadir nuevo comentario