Lunes, 20 Febrero 2017

Refugiados

El Tribunal Supremo de Kenia declara inconstitucional el cierre del campo de Dadaab, con cerca de 300.000 refugiados

El Tribunal Superior de Justicia de Kenia ha declarado inconstitucional el cierre de los campos de refugiados de Dadaab, el más grande del mundo, donde cerca de 300.000 refugiados llevan atrapados desde mayo de 2016 expuestos a hambrunas, epidemias y con carencias de servicios básicos. En noviembre del año pasado el Gobierno había decretado el cierre de este campo obligándoles a retornar a zonas de conflicto en Somalia, un país desgarrado por la guerra y con un sistema de salud totalmente insuficiente

Madrid 15/02/2017 medicosypacientes.com
Lynsey Addario / VII/ MSF
“El fallo constituye un paso muy positivo para las vidas de cientos de miles de refugiados que llevan atrapados en el limbo desde que se anunció oficialmente en mayo de 2016”, ha asegurado en comunicado Médicos Sin Fronteras (MSF) quien ha instado al Gobierno de Kenia a que “respalde la decisión. Cualquier retorno de los refugiados a Somalia debe hacerse de manera voluntaria”.
 
Desde el primer día, MSF se opuso firmemente al plan. En su lugar, propuso la toma en consideración de otras soluciones alternativas a largo plazo como el aumento del reasentamiento a terceros países, su ubicación en campos más pequeños en Kenia o la integración de refugiados en comunidades locales.
 
MSF comenzó a trabajar en Dadaab en 1992. En la actualidad es la única institución que brinda atención médica en Dagahaley, uno de los campos que conforman el complejo de Dadaab. Su personal trabaja en el hospital de 100 camas en Dagahaley y en dos puestos de salud facilitando consultas a pacientes ambulatorios así como cuidados prenatales, tratamiento de VIH y tuberculosis, y atención en salud mental.
 
Sarampión, cólera, polio, tuberculosis, fiebre del valle del Rift y otros problemas causados por malnutrición  aguda severa y la falta de agua potable, forman parte de la realidad del campamento de refugiados de Dadaab, en Kenia, el mayor campo de refugiados del mundo con medio millón de personas, la mayoría somalíes huidos de la guerra civil que no cesa.