Martes, 28 Enero 2020

Informe Médicos Sin Fronteras

El sistema sanitario de Haití, "al borde del colapso de nuevo" 10 años después del terremoto

El sistema de salud de Haití se encuentra otra vez "al borde del colapso" por la crisis política y humanitaria actual, una década después del terremoto que devastó el país. Así lo alertó Médicos sin Fronteras (MSF), que hoy publica el documento 'Haití, 10 años después'

Madrid 13/01/2020 medicosypacientes.com
Médicos Sin Fronteras
En este texto, la ONG repasa el impacto del seismo y la respuesta de la organización. Además, denuncia los problemas que afrontan hoy las instalaciones médicas para seguir operativas en medio de conflictos políticos y económicos.
 
Según MSF, "el apoyo internacional que recibió el país -o que se prometió- después del terremoto, ahora se ha desvanecido".
 
"Hay casos en los que incluso nunca llegó a materializarse", explicó Sandra Lamarque, coordinadora de MSF en el país. "La atención de los medios ha virado hacia otros lugares", prosiguió, "a medida que la vida cotidiana de la mayoría de los haitianos se ha vuelto cada vez más precaria, debido a la inflación, la falta de oportunidades económicas y la violencia".
 
El 12 de enero de 2010, Haití sufrió un terremoto de 7,0 grados de magnitud que arrasó el país.
 
Más de 220.000 personas perdieron la vida, 300.000 resultaron heridas y 1,3 millones quedaron sin hogar. El 60% de un sistema de salud que ya estaba en dificultades quedó destruido.
 
Para dar respuesta a las necesidades urgentes y casi ilimitadas de la población, MSF puso en marcha una de las operaciones de emergencia más grandes de su historia. En 10 meses, sus equipos atendieron a más de 350.000 personas.
 
Sin embargo, desde septiembre de 2019, la crisis política y económica en Haití se acelera y se agrava cada día, hasta el punto de que el sistema de salud "está al borde del colapso otra vez". De acuerdo con MSF, las barricadas y la inseguridad en las rutas impiden que los pacientes y el personal médico lleguen al hospital.
 
A medida que los problemas económicos y las tensiones políticas se intensifican, las instalaciones médicas -incluidas las administradas por MSF- realizan un enorme esfuerzo para atender las necesidades de los pacientes.
 
En respuesta al agravamiento de la crisis económica y política, MSF ha lanzado nuevas iniciativas para atender a los pacientes cuando el sistema médico haitiano no da abasto. Ha reabierto un centro de trauma de 50 camas en el barrio de Tabarre en Puerto Príncipe y ha aumentado el apoyo a instalaciones médicas en la capital y en las zonas rurales. "Sin embargo, esto no es suficiente", advirtió.
 
"Se necesita urgentemente "incrementar el apoyo al sistema de salud en su totalidad", concluyó.