Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

El secretario general de la OMC aboga por la redefinición del rol del médico de Atención Primaria

14/10/2011

El secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), doctor Serafín Romero, defendió ayer, en la I Conferencia de Atención Primaria, la necesidad de una redefinición del rol del médico de familia y del resto de profesionales sanitarios de Atención Primaria

Madrid, 14 de octubre 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Participantes en la I Conferencia
de Atención Primaria.

El secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), doctor Serafín Romero, defendió ayer, en la I Conferencia de Atención Primaria, la necesidad de una redefinición del rol del médico de familia y del resto de profesionales sanitarios de Atención Primaria.

“En la Atención Primaria asistimos a una indefinicion de roles , y vemos como los pediatras atienden a los niños, los geriatras a los ancianos, los equipos de salud mental a este tipo de patologías, los internistas atienden al enfermo pluripatologico y polimedicado, el tocologo al embarazo normal y ya estan aqui los urgenciologos y los paliativistas reclamando espacio. Junto a esto los enfermeros amplían sus competencias ocupando el espacio de la prevención de la salud, prestan atención domiciliaria y atención a los enfermos crónicos”. ¿En este escenario que nos queda? Para el doctor Serafín Romero, médico de familia en ejercicio, “la indefinición de los roles del médico de familia y el aumento de competencias de otros profesionales sanitarios ha llevado al médico de familia a realizar labores burocráticas y demandas de procesos agudos y no programados que están ahogando sus verdaderas funciones y sesgando el desarrollo de sus competencias, produciendo un trabajo insatisfactorio de forma general”.

También hizo referencia a otros de los problemas de la AP como las 253 plazas vacantes de Medicina de Familia en la convocatoria MIR del año pasado así como la incidencia de esta situación sobre la salud del médico de AP–el 35,5% de los médicos de familia dice no sentirse bien, según diferentes estudios-, la incidencia del síndrome de desgaste profesional que afecta más a médicos de Atención Primaria y el hecho de que de los 2.335 médicos enfermos atendidos en el PAIME (Programa de Atención Integral al Medico Enfermo de los Colegios de Medicos)en los últimos diez años, el 45,44% son de AP y el 39,42 de atención hospitalaria.

Abogó por “un médico que trate enfermos y no enfermedades, que tenga en cuenta la realidad bio-psico-social de los pacientes; un médico con actitud crítica, que reconozca los valores del paciente y que se preocupe tanto por la efectividad como por la afectividad, capaz de delimitar las expectativas del paciente en vez de estimularlas”.

Para el secretario general de la OMC, el médico de Atención Primaria “tiene que tomar buenas decisiones para el paciente y también para el sistema y decidirá el uso de los recursos considerando los intereses del paciente y los del agente financiador”. En este sentido, hizo referencia a los artículos del Código Central de Deontología recientemente aprobado por la OMC que hacen referencia a estos aspectos. En concreto el art. 5.2 que dice que “la principal lealtad del médico es la que debe a su paciente y la salud de este debe anteponerse a cualquier conveniencia” y el art. 7.4 que expresa que “el médico ha de ser consciente de sus deberes profesionales para con la comunidad. Está obligado a procurar la mayor eficacia en su trabajo y el rendimiento optimo de los medios que la sociedad pone a su disposición”.

Ejercer el liderazgo en el equipo asistencial y tener un compromiso con el paciente y con la organización, con mayor implicación en la gestión de los centros sanitarios, son otros de los roles que, según el doctor Serafín Romero, debe abordar el médico de familia del Siglo XXI.

El secretario general de la OMC expuso la realidad actual de la AP y dijo que, en 2009, se hicieron 393 millones de consultas (224 de medicina familiar, 133 de enfermería y 34 de pediatría). En cuanto al tema presupuestario, afirmó que Andalucía destina el 18% de su presupuesto sanitario a AP, dos puntos más que la media del resto de CC.AA., por lo que se sumo a la petición de las conclusiones generales de la Conferencia de dedicar el 25% del presupuesto de sanidad a AP.

Aseguró que los problemas de Atención Primaria tienen solución y pasan por “la adecuada financiación, el liderazgo en la gestión por parte del médico y la definición de competencias y roles”. Y, además de aumentar el presupuesto del 25% de la financiación sanitaria dedicada a la AP, abogó por recuperar la gestión clínica del profesional médico de AP –gestión de la agenda, gestión del tiempo, gestión de los recursos y del proceso asistencial- .

Para Serafín Romero, “la delicada situación de crisis de la sanidad y la situación en particular de la Atención Primaria hace necesario que las soluciones no puedan depender de unas elecciones políticas” y “aunque la trayectoria para buscar soluciones ha estado llena de dificultades, ahora contamos con la unidad de todos los afectados, y prueba de ello, es la asistencia hoy, en esta Jornada, de todas las comunidades autónomas”, concluyó, agradeciendo la labor de interlocución que, durante estos años, ha desarrollado el secretario general del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, José Martínez Olmo, que se despide de su cargo.