Campaña medicina rural

Martes, 16 Agosto 2022

El síndrome de 'burnout' en los médicos provoca una falta de satisfacción de los pacientes

23/09/2009

Investigadores norteamericanos han demostrado, a través de un estudio, que la participación, por parte de los médicos, en un programa educativo de comunicación les ayuda a mejorar su calidad de vida y actitudes asociadas con la atención centrada en el paciente

Madrid, 24 de septiembre 2009 (medicosypacientes.com)

Un entrenamiento en comunicación mejora la calidad de vida de los médicos y la atención del paciente, según sugiere un estudio del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Estados Unidos que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Descripción de la imagen

El trabajo estadounidense muestra que los médicos de atención primaria que participaron en un programa educativo que incluía un énfasis sobre la comunicación plena informan de una mejora en la calidad de vida, cansancio emocional, empatía y actitudes asociados con la atención centrada en el paciente.

Los investigadores explican que los médicos de atención primaria informan de alarmantes niveles de malestar profesional y personal. Hasta el 60 por ciento de los médicos en activo informan de síntomas de 'burnout' definido como agotamiento emocional, despersonalización al tratar a los pacientes y bajo sentido de cumplimiento de sus tareas.

El síndrome de 'burnout' en los médicos se ha vinculado con una peor calidad de vida, incluyendo una falta de satisfacción de los pacientes, mayores errores médicos y litigios y una menor capacidad de expresar empatía. Además, se ha producido un declive en el porcentaje de graduados que se dedican a la atención primaria en las últimas décadas asociado a estas causas.

Los científicos, dirigidos por Michael S. Krasner, diseñaron un curso educativo médico de continuidad para mejorar la calidad de vida de los médicos. Según explican los investigadores, un método para abordar la pérdida de sentido y de control en la vida práctica es desarrollar una plena conciencia mayor, la cualidad de estar completamente presente y atento en el momento durante las actividades diarias.

El curso se basó en tres técnicas: meditación de atención plena, medicina narrativa y análisis apreciativo. Este tipo de meditación es una práctica secular contemplativa enfocada centrada en el cultivo de la atención individual y las habilidades conscientes. Tanto la medicina narrativa y el análisis apreciativo supone centrar la atención y la conciencia a través de contar, escuchar y reflexionar sobre historias personasles.

En el programa participaron 70 médicos de atención primaria, que incluían una fase intensiva de 8 semanas (2,5 horas a la semana y 7 horas de retiro), seguidas por una fase de 10 meses de mantenimiento (2,5 horas al mes). El curso incluyó meditación de atención plena, ejercicios de autoconciencia, narrativas sobre experiencias clínicas significativas, entrevistas apreciativas, material didáctico y discusiones. Los médicos fueron entrevistados antes, durante y después del curso en relación a sus niveles y medidas de atención plena, síndrome de 'burnout', empatía, orientación psicosocial, personalidad y estado de ánimo.

Según señalan los investigadores, el estudio demostró que los médicos de atención primaria que participaban en un programa educativo de este tipo centrado en la autoconciencia experimentaban una mejora en la calidad de vida, incluyendo los síntomas de 'burnout' y en el estado de ánimo.

Además, los médicos también experimentaron cambios positivos en la empatía y las creencias psicosociales, indicadores de una orientación centrada en el paciente que se ha asociado con conductas como atender la experiencia del paciente sobre la enfermedad y su contexto psicosocial y la promoción de la participación del paciente en su atención.

Los autores del estudio concluyen que las habilidades cultivadas en el programa de comunicación plena parecieron disminuir la reactividad de los participantes ante los episodios estresantes y ayudarles a adoptar una mayor resistencia ante la adversidad.