Viernes, 20 Julio 2018

A través de una carta

El pte. de la OMC reprocha a Evo Morales su normativa contra los médicos bolivianos

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero, ha remitido una carta al presidente de Bolivia, Evo Morales, en la que le reprocha la normativa que ha puesto en marcha sobre la mala práctica médica, al tiempo que ha expresado su preocupación por la situación que están sufriendo tanto los ciudadanos como los médicos bolivianos como consecuencia de la huelga a la que se han visto abocados en respuesta a dichas decisiones legislativas

Madrid 04/01/2018 medicosypacientes.com
Presidente de Bolivia, Evo Morales.
Ante la situación, el presidente de la OMC ha ofrecido al dirigente boliviano su mediación ante el conflicto generado, además de su compromiso con el pueblo boliviano y con sus profesionales médicos.
 
El Dr. Romero considera que la decisión de criminalizar el acto médico adoptada por el Gobierno de Evo Morales, a la que califica de “inaceptable y rechazable”, ha provocado las críticas y oposición de las organizaciones médicas y cívicas del mundo.
 
Desde su punto de vista, estas medidas suponen un “error que no aportará resultado positivo ni ventaja alguna y que, sin embargo, empobrecerá el sistema público de salud al provocar comportamientos y costes derivados extraordinarios e innecesarios”.
 
La existencia de la mala praxis, como recuerda el presidente de la OMC, “es inherente a la condición humana y al neocapitalismo consumista que todo lo invade”. Es por ello, que a su juicio, “no hay posibilidad de avanzar en el buen gobierno de los servicios sanitarios de ningún lugar del mundo solo legislando de parte y contra la profesión médica”.
 
De ahí, como subraya el presidente de la OMC, "la necesidad de potenciar los órganos de representación profesional que velan por la buena praxis médica".
 
Más de 40 días de conflicto
 
Los médicos bolivianos iniciaron un paro a nivel nacional el pasado 23 de noviembre para rechazar la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud, contemplados en el Decreto Supremo 3385 y el artículo 205 del Código Penal, que contempla castigos para casos de malas prácticas profesionales.
 
Ante esta situación de violencia que sufre el colectivo médico, la Organización Médica Colegial ha venido expresando su rechazo y ha dado muestra de su solidaridad con los compañeros de este país. Así se lo transmitió la corporación médica española también a la ministra consejera de Bolivia en España, Mª Antonieta Rosario San Martín en un escrito que incluye la resolución aprobada por la Asamblea de la Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) del 30 de noviembre de 2017, en la que se puso de manifiesto que la criminalización del acto médico, “lejos de ser una solución, fomenta la medicina defensiva, que termina redundando en un deterioro de la calidad de atención de cualquier sistema de salud y afectando negativamente la relación Médico-Paciente. La promulgación de normas y leyes deben ser inclusivas y participativas tal como rigen las constituciones políticas de nuestros países, no pudiendo excluir de su análisis y elaboración a las partes interesadas”.
 
Se adjunta la carta íntegra en PDF.