Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona en el Diario “Ara”: “No es bueno crear miedo, ha de quedar claro que se mantendrá el sistema público”

29/01/2012

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, el doctor Miquel Vilardell ha explicado en sendas entrevistas concedidas a los Diarios “Ara” y “La Vanguardia” la postura de los médicos ante la situación del SNS y las consecuencias de la política de recortes. Lo más preocupante, desde su punto de vista, es que se ha generado un sentimiento de temor, de ahí que, como recomienda, “no es bueno crear miedo, ha de quedar claro que se mantendrá el sistema público”

Barcelona, 30 de enero 2012 (medicosypacientes.com)

El doctor Miquel Vilardell, además de presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, encabeza el consejo asesor del Gobierno en materia sanitaria, lo cual no le impide ofrecer su visión sobre la actual política de recortes, y así lo ha hecho en sendas entrevistas concedidas, recientemente, en los Diarios catalanes "Ara" y "La Vanguardia. Lo más preocupante, desde su punto de vista, es el sentimiento de temor que se ha generado, de ahí que, como recomienda, "no es bueno crear miedo, ha de quedar claro que se mantendrá el sistema público".

Como experto y como máximo representante de los médicos barceloneses, entre sus principales demandas, en estos momentos, destaca que se cuente con los profesionales para llevar a cabo el l plan de Salud 2011-15 “Si esta hoja de ruta se discute con los profesionales antes de ponerlo en marcha, creara mucha expectativa y una esperanza. La esperanza y la confianza son importantes para salir adelante”. Además pide que se dote a los profesionales de los recursos necesarios para mantener la calidad asistencial.

A la hora de hablar de sostenibilidad del sistema, enumera  cuatro factores que, desde su punto de vista, son clave: el primero, que el ciudadano sepa cómo debe hacer uso del sistema sanitario; el segundo, a los médicos se les debe pedir conocimientos, experiencia y trabajo interdisciplinar; el tercero, disminuir la variabilidad en la práctica clínica, con ayuda de guías de práctica clínica en las que no haya ni sesgos ni intereses, guías confeccionadas por comités de expertos independientes, y con el sello de agencias de calidad y de evaluación como el NICE del Reino Unido; por último, el cuarto factor es que el político sea el que diseñe el presupuesto, la cartera de servicios del sistema público y las políticas de personal

Desde dicha perspectiva y teniendo presente la escasez de recursos, opina, que  lo que prima es mejorar la eficiencia del sistema. “Cerremos los agujeros donde se escapan recursos, mejoremos la eficiencia, mejoremos los modelos de gestión, pero sentémonos en una mesa políticos y médicos y tomemos medidas conjuntamente para sentirlas nuestras. Los médicos podremos indicar aquéllas que conducen a una práctica deficiente y aquéllas que no”.

Respecto a la financiación, lo que el doctor Vilardell piensa es que para mantener el sistema público "o subimos impuestos, directos e indirectos, o ponemos tasas o hacemos una distribución presupuestaria diferente. Si no hacemos esto deberá entrar el factor privado". no obstante, pide que "cualquier decisión se debe explicar muy bien".

Finalmente, valora el actual sistema MIR como "uno de los modelos de formación de postgrado mejores del mundo pero el examen es de conocimientos y el estudiante se adapta a ello". "Antes -añade- aprendías al lado de un maestro el trato, la actitud, la psicología del enfermo. La medicina del futuro se debería hallar entre la alta técnica y el contacto, la sensibilidad y la emoción".

Las entrevistas íntegras se pueden consultar a pie de página