Lunes, 25 Junio 2018

Acto inaugural en Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha, anfitrión del XI Foro Iberoamericano de Entidades Médicas

La apertura oficial del XI Foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM) tuvo lugar ayer en Toledo con la participación del presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que dio la bienvenida a los máximos representantes de más de una veintena de organizaciones médicas latinoiberoamericanas que asisten estos días a este encuentro organizado por el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) en colaboración con el Colegio de Médicos de Toledo y la Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe (CONFEMEL)

Toledo 09/05/2018 medicosypacientes.com/S.P.
De izda. a dcha.:Jesús Fernández Sanz, Serafín Romero, Emiliano García-Page, Florentino Cardoso y Natividad Laín.

En el acto inaugural participaron, además, el consejero de Sanidad de Castilla la Mancha, Jesús Fernández Sanz; el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, Serafín Romero; la presidenta del Colegio  de Médicos de Toledo, Natividad Laín; y el presidente de la Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe, Florentino Cardoso.

El presidente de Castilla-La Mancha dirigió unas palabras a los asistentes, dando la bienvenida a los representantes de las organizaciones médicas latinoiberoamericanas, Comenzó su intervención aludiendo a la globalización entendida como "una comunidad de habitantes que supera el hecho nacional y que plantea desafíos económicos, culturales y de otra índole, y que tiene un punto de conexión como es la salud". Es por ello que consideró "intolerable que haya diferente trato ante la enfermedad en todo el mundo". Como remarcó en este sentido, "los avances médicos no se pueden limitar a la mitad del planeta, tienen que globalizarse".

García-Page defendió, en este sentido, la necesidad de luchar por “un acceso justo a la medicina y la salud” para que “no haya fronteras” entre países a la hora de utilizar tanto un sistema sanitario de calidad como  diferentes avances médicos que se van produciendo a nivel mundial. Cualquier sociedad, añadió, al respecto, "tiene que entender la apuesta por la sanidad pública. El objetivo de fondo por el que se puede medir la felicidad de un pueblo es su salud". "Solo se vive más si se vive mejor", remarcó.

Celebró que España sea el segundo país en esperanza de vida después de Japón, gracias a la mejora de la Sanidad en su conjunto. Recordó al respecto que la esperanza de vida tiene una relación directa con la sanidad. "Si algo nos va a unir a ciudadanos de todo el mundo, y la lucha que merece la pena es el acceso justo a la sanidad, un reto que supera a cualquier otro. Que no haya fronteras para la salud.", concluyó.

El presidente del CGCOM recordó, por su parte, que se cumplen 10 años desde la creación del FIEM cuya primera edición se celebró en Madrid, en 2008. “A lo largo de este tiempo hemos logrado forjar un entorno profesional sólido dentro de la Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) a la que también pertenecemos las Órdenes médicas de Portugal y España, lo que nos permite seguir actuando como transmisores de la cultura profesional médica y avanzar en el debate y compromiso con los pacientes y con los ciudadanos en general”, según sus palabras,

La apuesta del CGCOM por este Foro radica, como expuso su presidente, en que se valore “el desarrollo de la profesión médica española en el entorno iberoamericano y poder mostrar, además, las herramientas que la corporación médica española ha diseñado para contribuir a la evolución de la profesión médica”, según indicó. Entre ellas destacó algunas como el Desarrollo Profesional, hasta  el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) o el manejo de las agresiones en el ámbito sanitario, entre otros”. “Todos unidos por dignificar la profesión médica y la asistencia sanitaria, bajo este Foro de entendimiento”, remarcó el Dr. Romero.

Otro de los valores destacados por el presidente del CGCOM sobre este Foro fue el de poder compartir un código que se dió a conocer con motivo de la audencia privada que ofreció a las organizaciones médicas latinoiberoamericanas hace dos años su SS el Papa Francisco I. Se trata de la "Carta de identidad y Principios de la Profesión Médica Latinoiberoamericana que encierra una declaración de compromisos éticos de CONFEMEL con la profesión y con los ciudadanos. "Este documento -subrayó- es un vivo ejemplo que demuestra el valor de este tipo de encuentros".

El presidente de CONFEMEL, Dr. Florentino Cardoso, recordó que esta Confederación médica agrupa una diversidad de formas a la hora de desarrollar la actividad médica, por ello valoró especialmente la celebración de Foros como el FIEM que “ofrece la oportunidad de que las organizaciones médicas que participamos compartamos conocimiento  y contribuyamos a diseñar un futuro más esperanzador para nuestros sistemas sanitarios”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, la doctora Natividad Laín, se mostró complacida de que el CGCOM  haya elegido nuestra “casa” y nuestra ciudad, patrimonio de la humanidad, para celebrar este importante encuentro internacional en el que, como remarcó, “se van a abordar interesantes cuestiones que afectan a las políticas sanitarias públicas, los retos de la formación médica continuada y asuntos de gran relevancia y actualidad como el machismo y la violencia de género o las dificultades en el acceso a los medicamentos”.

A continuación, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, pronunció la conferencia inaugural, bajo el título "Servicio Nacional de Salud: modernización, justicia y cohesión social. El modelo español", en la que destacó que "ni la medicina ni la política pueden despreocuparse del bien común, de la justicia y de los pobres, porque forman parte de su razón de ser. Por todo ello, añadió, "la medicina ha sido y seguirá siendo mucho más que un oficio y los médicos seguiremos teniendo con los pacientes un compromiso superior al que establece el contrato de empleados públicos". 

Desde su punto de vista, "las inaceptables inequidades en salud dentro y entre países requieren soluciones políticas globales, única forma de contrarrestar los determinantes políticos que determinan la salud de los pueblos"

Aludió, por otra parte, a "una práctica asistencial contradictoria, donde conviven excesos, casos de sobre diagnóstico y sobre tratamiento, con déficits claros de atención a personas con necesidad real, que disponen de recursos insuficientes para pagar sus medicamentos y otros efectos, constituyendo un verdadero, aunque silente, problema de salud pública".

Consideró que para mejorar la seguridad de los pacientes, disminuir la iatrogenia y las dificultades de financiación del Sistema Nacional de Salud es necesario "establecer estrategias contra la medicalización de la vida, racionalizar la prescripción y el consumo de medicamentos, servicios y tecnología prescindibles, mediante políticas activas de mejora de la prescripción, indicación y automedicación de fármacos así como evaluar con criterios científicos las innovaciones tecnológicas y farmacológicas como las intervenciones, tanto asistenciales como preventivas,  para que los beneficios de las mismas siempre sean coste efectivos y superen a sus posibles daños".

"Hoy más que nunca -añadió- es necesaria una toma de conciencia y un mayor grado de corresponsabilidad con la sostenibilidad de los Sistemas Sanitarios Públicos de todos los agentes internos y externos del sector".