Viernes, 19 Enero 2018

Asamblea de Chicago

El nuevo presidente de la AMM recomienda a los sistemas sanitarios asumir el envejecimiento de sus poblaciones

El nuevo presidente de la Asociación Médica Mundial, el Dr. Yoshitake Yokokura, destacó en su primer discurso ante la Asamblea General, celebrada recientemente en Chicago, la importancia de la cobertura de salud universal para ayudar a asumir el envejecimiento de las poblaciones, que representa uno de los cambios sociales de mayor impacto

Madrid 18/10/2017 medicosypacientes.com
Momento de la intervención del nuevo presidente de la AMM, Dr. Yoshitake Yokokura
En el marco de la 68º Asamblea gral. de la Asociación Médica Mundial (AMM) fue elegido como nuevo presidente de esta organización que agrupa a las asociaciones médicas nacionales de 111 países, el cirujano japonés Dr. Yoshitake Yokokura, presidente de la Asociación Médica de Japón desde 2012, quien asume el cargo para el periodo 2017-2018.
 
En su primer discurso ante la Asamblea, el Dr. Yoshitake Yokokura, destacó la importancia de la cobertura de salud universal para ayudar a asumir el envejecimiento de las poblaciones, que representa uno de los cambios sociales de mayor impacto. “Cuando las sociedades envejecen aumentan los problemas en salud. Por lo tanto, propongo lograr una sociedad de longevidad saludable en la que las personas sigan participando en forma activa en la vida, incluso en la vejez”, según sus palabras. En este sentido, subrayó que el aumento de la cantidad de personas que envejece de manera saludable es el resultado en gran parte de la cobertura universal de salud.
 
“Estamos seguros de que la cobertura universal de salud es clave para la creación de modelos de orientación para las sociedades que envejecen, sin precedentes en el mundo, hacia un sentimiento de seguridad”, según pronunció.
 
Refiriéndose a su país, Japón, indicó que el concepto de sistema que allí se tiene junto con los conocimientos prácticos “han aumentado la esperanza de vida saludable de los japoneses a las más altas del mundo por todo el planeta”.
 
El Dr. Yokokura, tercer médico japonés en ser presidente de la AMM, dijo que la misión del médico es acompañar al paciente en su caminar por la vida, desde su nacimiento hasta su muerte, trabajar juntos para que la vida sea más sana.
 
Con respecto al uso de la inteligencia artificial y la tecnología de la información en el campo médico que cambia muy rápidamente, el Dr. Yokokura opinó que es ahora "el momento de volver a la base de la atención médica, cuando cada médico juraba “consagrar mi vida al servicio de la humanidad” en la Declaración de Ginebra de la AMM. “Los médicos deben aplicar estas tecnologías avanzadas en sus prácticas médicas a diario como herramientas eficaces y seguras”, añadió al respecto.
 
El Dr. Yokokura, cirujano e hijo de médico militar, habló sobre su niñez en un poblado en el que su padre era el único médico y aceptaba cualquier paciente que necesitaba tratamiento. Recordó que su madre vendía sus propias ropas, kimonos, para comprar medicinas para los pacientes pobres que no podían pagar la consulta médica. “Al observar a mis padres mientras crecía, aprendí el espíritu de la atención médica: “hacer cualquier esfuerzo sin consideración mía para ayudar a las personas enfermas que me lo pidan”.
 
Salud y cambio climático
 
En el transcurso de la Asamblea se llevó a cabo, además, una actualización de la Declaración de Delhi que actualiza la posición de la AMM sobre un importante asunto de tanta actualidad, como es el cambio climático, en el que trabajó de forma destacada con sus aportaciones la delegación del CGCOM. La declaración aprobada, al respecto,, muy reformada, recoge que la influencia humana en el sistema climático es clara y las emisiones de los gases de efecto invernadero son las más altas de la historia. 
 
El cambio climático, tal como se reconoció, está teniendo amplias consecuencias en los sistemas humano y natural. Existen pruebas convincentes sobre los numerosos riesgos para la salud que produce el cambio climático y que amenazan todos los países con ingresos bajos, medios y altos. Estos efectos para la salud incluyen olas de calor más frecuentes y más fuertes, sequías, inundaciones y eventos climáticos extremos como tormentas e incendios forestales. Dicho fenómeno, en especial el calentamiento global, está provocando cambios en el medio ambiente en donde los vectores de enfermedades pueden florecer, a la vez que existe una menor disponibilidad y calidad de agua potable, mayor inseguridad en los alimentos, lo que conlleva desnutrición y secundariamente desplazamiento de poblaciones. Según se expuso, el cambio climático es general "pero sus efectos no están repartidos de forma homogénea y muchas de las regiones más afectadas están menos preparadas para enfrentar los desafíos que plantea".
 
Abordar esta problemática ofrece oportunidades de mejorar la salud y el bienestar debido a los beneficios colaterales para la salud que procuran las soluciones para lograr bajas emisiones de carbono y porque la mitigación y la adaptación pueden permitir una acción en todos los determinantes sociales de la salud, que son los factores que están correlacionados con la salud de las personas; a través de su exposición, antes y después, desde que se nace, crece, vive y trabaja.
 
En esta materia, la AMM recomienda:
 
-Instar a los gobiernos nacionales y los actores no estatales a reconocer las graves consecuencias que tiene el cambio climático para la salud y a adoptar estrategias para adaptarse al Cambio Climático y mitigar los sus efectos, asegurando el cumplimiento de los compromisos nacionales con los acuerdos internacionales, incluidas las medidas de mitigación y adaptación como también sobre las pérdidas y daños y proporcionar la financiación de las medidas de prevención y abordaje del cambio climático y sus principales consecuencias.
 
-Instar a los gobiernos nacionales a facilitar la participación activa de los representantes del sector de la salud en la creación y la implementación de planes de preparación para el cambio climático y la planificación y respuesta de emergencias a nivel local, nacional e internacional.
 
-Instar a los gobiernos nacionales a proporcionar salud y bienestar de los desplazados por causas ambientales, incluidos los refugiados como consecuencia del cambio climático; pidiéndoles que inviertan en salud pública e investigación sobre cambio climático.
 
-Que las asociaciones médicas nacionales y sus médicos miembros deben apoyar la defensa de adopción de prácticas sostenibles y responsables con el medio ambiente, además de prepararse para las emergencias derivadas del CC.
 
-Informarse sobre los efectos del cambio climático para la salud y estar preparados para tratarlos y gestionarlos con los pacientes y promover la investigación médica para responder en el futuro a las enfermedades infecciosas relacionadas con el cambio climático.
 
-Instar a un estilo de vida con baja emisión de carbono y respetuoso de los límites del planeta, incluida una vida activa, y una producción sostenible y patrones de consumo.
-Crear conciencia profesional y pública sobre la importancia del medio ambiente y del cambio climático para la salud personal, de la comunidad y de la sociedad.
-Promover la investigación sobre los efectos del cambio climático para la salud y colaborar con los gobiernos, las ONGs y otros profesionales de la salud.
 
Asimismo, la AMM insta a las asociaciones médicas nacionales a trabajar con las instituciones de salud y los médicos para adoptar políticas sobre el clima y ser modelos a imitar en su esfuerzo para disminuir sus emisiones de carbono, y a reconocer los factores ambientales como determinantes sociales de la salud (SDH) e instar a los gobiernos a fomentar la colaboración entre el sector de la salud y los otros para abordar estos determinantes.
 
Tuberculosis
 
Según la OMS, la tuberculosis es un importante problema mundial de salud pública. Los países de África y del Sudeste de Asia son los más afectados. En los países en desarrollo, los índices de incidencia de la tuberculosis en las poblaciones nunca han sido tan altos debido a la alta prevalencia del sida, los grandes movimientos de población, la urbanización y la sobrepoblación. La incidencia y la gravedad de la enfermedad están estrechamente relacionadas con las condiciones de vida sociales y económicas de la población. El conocimiento de la comunidad y la educación y promoción de la salud pública son elementos esenciales en la prevención de la tuberculosis, tal como se apuntó en la Asamblea Gral. de Chicago.
 
Al respecto, la AMM hizo un llamamiento para obtener recursos económicos, materiales y humanos para la prevención y la investigación de la tuberculosis e insta a seguir adelante con los esfuerzos para crear capacidad en los profesionales de la salud sobre el uso de los métodos de diagnóstico rápido, creación de conciencia en los profesionales de la salud sobre la gestión de la tuberculosis, promover la prevención, y los tratamientos adecuados, eficaces y seguros.