Campaña medicina rural

Lunes, 8 Agosto 2022

El líquido amniótico puede ser fuente de células madre

02/04/2009

Las células madre pudieron ser aisladas en el fluido amniótico y resultan una nueva fuente de células madre que puede potencialmente ser utilizada para tratar una amplia variedad de enfermedades humanas, según un estudio

Washington, 2 de abril 2009 (Europa Press)

Por primera vez, científicos han comprobado que el fluido amniótico (el líquido protector que rodea al embrión) puede ser una potencial de nueva fuente de células madre para aplicaciones terapéuticas. El estudio ha sido publicado en la edición digital de la Revista 'Blood', que edita la American Society of Hematology.

"Desarrollando observaciones realizadas por otros científicos, nuestra investigación pensó si las células madre podrían ser encontradas en el líquido amniótico. Tuvimos en cuenta la capacidad de esas células para formar nuevas células sanguíneas tanto dentro como fuera del cuerpo, y también comparamos sus características con otras fuentes ya explotadas de células madre" explicó Marina Cavazzano-Calvo, especialista del INSERM, el centro público francés dedicado a la investigación en salud y biomedicina.

"La respuesta fue un rotundo 'sí': las células madre pudieron ser aisladas en el fluido amniótico y resultan una nueva fuente de células madre que puede potencialmente ser utilizada para tratar una amplia variedad de enfermedades humanas", añadió la también autora Isabelle André-Schmutz.

Para realizar el estudio, el fluido amniótico fue recogido de ratones hembra preñadas entre 9 y 19 días después del apareamiento. Fluido amniótico humano fue igualmente recogido durante procedimientos rutinarios (amniocentesis) de donantes voluntarias entre la semana 7 y 35 del embarazo.

Las células de fluido amniótico resultaron tener marcadores similares a las de las células madre de la médula espinal, y esos marcadores resultaron ser indicativos de células progenitoras, que tienen la capacidad de diferenciarse en otros tipos de células. In vitro, tanto las células amnióticas de ratones como de humanos fueron capaces de generar líneas celulares sanguíneas.

Pero los investigadores también quisieron hacer pruebas 'in vivo', para lo cual ratones adultos fueron irradiados para destruir su capacidad de producir células de sangre y posteriormente recibieron una inyección de células de fluido amniótico, que consiguió restaurar la producción de células sanguíneas.

Más información: