Martes, 17 Septiembre 2019

Agresiones en el ámbito sanitario

El Interlocutor Policial Territorial presenta en Zamora el balance de su actividad para prevenir las agresiones a profesionales sanitarios

El Interlocutor Policial Territorial Sanitario de Zamora hizo balance sobre las agresiones registradas en la provincia. El informe no ofreció datos reseñables puesto que en 2018 no hubo agresiones de ningún tipo o al menos de las que se tenga conocimiento al no haber denuncias ni en Policía Nacional ni en Guardia Civil

Zamora 24/06/2019 medicosypacientes.com

La reunión, presidida por el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco García, y por el Comisario Provincial, Ubaldo de la Torre Vecilla, contó con la asistencia de los máximos responsables de la sanidad pública y privada de la provincia. El comisario Javier Galván, Interlocutor Policial Sanitario a nivel nacional, informó a los asistentes de las agresiones sufridas por este colectivo, de los proyectos en marcha y de las técnicas para prevenirlas. 

Un problema leve y prácticamente inexistente, una actividad delictiva mínima, según el profesional. "En 2018 no hubo agresión recogida ni en Policía Nacional ni en Guardia Civil, y en este año solo ha habido una denuncia por un delito verbal, no una agresión física".

El incremento de las agresiones de usuarios a profesionales sanitarios motivó que, en el año 2017, la Secretaría de Estado de Seguridad dictara la Instrucción 3/2017 aprobando un Protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, que estableció un procedimiento de actuación común para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia dirigida a médicos o profesionales de la salud, reforzando las labores de prevención e investigación de la comisión de este tipo de ilícitos y creando la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario.

El Interlocutor Policial Territorial Sanitario se configura como el cauce de comunicación entre la Policía y los responsables de los centros sanitarios, fomentando el establecimiento de contactos periódicos para atender las preocupaciones y dificultades de su zona, además de realizar actividades formativas dirigidas a profesionales de la salud sobre prevención, protección y autoprotección.