Jueves, 13 Diciembre 2018

Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba el Real Decreto Ley que garantiza la atención sanitaria universal

El Real Decreto-Ley aprobado por el Consejo de Ministros del pasado viernes desliga el reconocimiento del derecho a la salud de la condición de asegurado y reconoce la titularidad de dicho derecho y a la atención sanitaria a las personas con nacionalidad española y a los extranjeros que tengan residencia en España, además de garantizar la asistencia sanitaria a los colectivos excluidos por el RDL 16/2012

 

Madrid 27/07/2018 medicosypacientes.com
Los colectivos no registrados ni autorizados como residentes en España también tendrán derecho a la protección de la salud.
El Real Decreto-Ley sobre Acceso Universal al Sistema Nacional de Salud (SNS), aprobado a propuesta de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, garantiza el derecho a la protección a la salud y a la atención sanitaria en las mismas condiciones a todas las personas que se encuentren en el Estado español. De esta forma, podrán recibir atención sanitaria normalizada los colectivos que quedaron excluidos con el RDL 16/2012 aprobado y ejecutado por el gobierno del PP, según se informó desde el Ministerio de Sanidad. 
 
La nueva norma conlleva, según se explicó desde este Departamento, un cambio de modelo en la atención sanitaria en España. La titularidad del derecho a la asistencia en el Sistema Nacional de Salud se basa en la condición de ciudadanía y su reconocimiento se desliga, por tanto, de la condición de asegurado. De este modo, el acceso a la atención sanitaria en  condiciones de equidad y de universalidad es reconocido como un derecho básico de toda  persona.
 
En su intervención en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Carmen Montón destacó que “España disfruta de una sanidad pública y de calidad de la que sentirnos muy orgullosos”, que se fortalece recuperando el carácter universal. “Esto implica alcanzar la meta marcada por el ministro Ernest Lluch con la Ley General de Sanidad de 1986, la norma que sentó las bases de uno de los pilares del estado del bienestar”.
 
El RDL reconoce como titulares del derecho a la protección de la salud y la atención sanitaria a las personas con nacionalidad española y las personas extranjeras que tengan residencia en España.
 
También a aquellas personas que no teniendo su residencia habitual en territorio español tienen reconocido su derecho a la asistencia sanitaria en España por cualquier otro título jurídico como, por ejemplo, los pensionistas españoles que no residen en España, los trabajadores desplazados o los trabajadores transfronterizos.
 
Los colectivos no registrados ni autorizados como residentes en España tendrán derecho a la protección de la salud en las mismas condiciones que las personas con nacionalidad española.
 
Para no comprometer la sostenibilidad financiera del sistema Nacional de Salud y evitar el uso inapropiado del derecho a la asistencia sanitaria, respecto a estos colectivos, según se indicó desde el Ministerio de Sanidad, la asistencia sanitaria será con cargo a los fondos públicos de las Administraciones competentes siempre que se cumplan los siguientes requisitos: no tener la obligación de acreditar la cobertura de la prestación sanitaria por otra vía, en virtud de lo dispuesto en el derecho de la UE, los convenios bilaterales y demás normas aplicables; no poder exportar el derecho de cobertura sanitaria desde su país de origen o procedencia; y no existir un tercero obligado al pago.
 
En todo caso, la asistencia sanitaria a estos colectivos no genera un derecho a la cobertura sanitaria fuera del territorio español financiada con cargo a los fondos públicos.
 
Las CCAA, en el ámbito de sus competencias, fijarán el procedimiento para la solicitud y expedición del documento certificativo que acredite a las personas extranjeras para poder recibir la prestación asistencial, tal como se explicó.
 
En aquellos casos en que las personas extranjeras no hayan superado el periodo de estancia temporal al que se refiere la Ley 4/2000 sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social (90 días), será preceptiva la emisión de un informe previo favorable de los servicios sociales competentes de las CC.AA.
 
En la elaboración de la norma se han tenido en cuenta los informes y consideraciones realizadas por los organismos internacionales (la Comisión Europea, el Consejo de Europa, la Organización Mundial de la Salud). 
 
También se ha incorporado información aportada por las Autonomías, el  Defensor del Pueblo, sociedades científicas o la sociedad civil en los distintos encuentros mantenidos las últimas semanas para el desarrollo del RDL.  La norma es el resultado de un intenso proceso de diálogo mantenido con estas entidades y organismos. 
 
Para  la ministra Montón, "lo esencial de esta norma y lo que justifica la urgencia de abordar la universalidad de la atención sanitaria, es por la mejora de la salud individual de las personas excluidas y de la salud colectiva de toda la población. Una sociedad justa no deja a nadie atrás”.
 
Por otro lado, según se señaló desde Sanidad, aporta coordinación, armonización y seguridad jurídica ante la normativa dispersa de las CCAA. Para preservar la atención sanitaria a los colectivos que quedaron fuera del Sistema Nacional de Salud por el RDL 16/2012, las CCAA elaboraron diferentes disposiciones para cubrir a las poblaciones excluidas. El nuevo RDL acabará con la inseguridad jurídica que afecta tanto a las personas que precisan atención sanitaria como a los profesionales que prestan ese servicio público así como a las Administraciones que en su día las aprobaron. 
 
Según se aseguró desde el Ministerio de Sanidad, la aplicación de la norma no implica un mayor coste para las arcas públicas, y se indicó que la atención normalizada en Atención Primaria permite un mejor control de las enfermedades y de la salud pública, y evita descompensaciones en enfermedades que provocan atenciones urgentes y hospitalizaciones. "Por ello, además de la ganancia en salud individual y colectiva, es menos gravoso para el sistema sanitario", concluyeron.
 
El CGCOM reitera su satisfacción por el retorno
de la universalidad a la sanidad pública
 
El Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) ha acogido con satisfacción el nuevo Real Decreto-Ley que permite el retorno de la universalidad a la Sanidad pública. El CGCOM ha venido apoyando esta medida desde que fuera anunciada por el Consejo de Ministros del pasado 15 de junio.
 
Como recordaba el CGCOM en el comunicado emitido en aquella ocasión, la corporación médica ha venido denunciando el  RDL 16/2012 desde su entrada en vigor, hace seis años, y ha mostrado reiteradamente su rechazo al cambio de modelo sanitario impuesto por dicho RDL y por las medidas restrictivas introducidas que han afectado tanto a usuarios como a profesionales, alterando, fundamentalmente, la universalidad del SNS, e imponiendo nuevas condiciones para ser titular de una tarjeta sanitaria, así como el copago de medicamentos en función de la renta, entre otras.
 
El propio Foro de la Profesión Médica (FPME) en el que está integrado el CGCOM, también se ha venido posicionando, a lo largo de los últimos seis años, en contra de este RDL.como quedó reflejado en el Acuerdo Marco firmado en el Palacio de la Moncloa en 2013. En dicho acuerdo, todavía vigente, se aboga por que se garantice plenamente una asistencia sanitaria pública, gratuita, universal, equitativa, de calidad, financiada mediante impuestos y cuya gestión se desarrolle conforme plenamente a lo establecido en la Ley General de Sanidad.
 
 
 
Icono PDF BOE