Martes, 19 Marzo 2019

XX aniversario del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo

El futuro del PAIME pasa por la prevención y la promoción de la salud entre el personal médico y estudiantes de Medicina

El Colegio de Médicos de Barcelona (CoMB) acogió el acto del 20º aniversario del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) con la celebración de la Jornada “PAIMM 20 años (1998-2018)”, organizada por el CoMB, el CCMC y la Organización Médica Colegial (OMC) en la que expertos nacionales e internacionales compartieron experiencias y modelos de asistencia al médico enfermo. Se coincidió en diversos aspectos como la importancia de preservar la salud de los médicos en beneficio de los pacientes, a través de la prevención y promoción de hábitos saludables entre los profesionales y estudiantes de Medicina, además de fomentar la investigación en esta materia

Barcelona 11/11/2018 medicosypacientes.com/S.P.
El PAIME ha atendido a lo largo de estos años a 4.296 casos.
El programa PAIME, pionero en Europa, y orientado a ofrecer atención a los médicos con problemas psíquicos y/o conductas adictivas que pueden interferir en la práctica profesional, tiene por objetivo ayudarles en su recuperación para que puedan volver a ejercer la medicina en óptimas condiciones en beneficio de los pacientes. Siempre desde la óptica ética y deontológica a la vez que jurídica.
 
A partir del PAIMM implantado en el Colegio de Médicos de Barcelona (CoMB) en 1998, se desarrolló en los Colegios de Médicos el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), bajo el paraguas de la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC), creándose una red integrada actualmente por todas las corporaciones médicas lo que ha convertido a este Programa en un referente para la asistencia a profesionales sanitarios con trastornos mentales y adicciones, gracias a la solidaridad de todos los médicos. No en vano, más de un 80% de los pacientes del PAIME consiguen rehabilitarse y seguir ejerciendo su profesión.
 
Para conmemorar el 20º aniversario del PAIME, el CoMB, junto al Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC), la Organización Médica Colegial (OMC) y el Departamento de Salud, organizaron, recientemente, en la sede del Colegio de Barcelona, las jornadas PAIMM 20 años (1998-2018) en las que expertos nacionales e internacionales compartieron experiencias y modelos de asistencia al médico enfermo.  Al acto asistieron presidentes de Colegios de Médicos de Cataluña, los Dres. Mur (Lleida); Vilaplana (Girona); y Vizcarro (Tarragona), además del vicepresidente 2º del CGCOM, Dr. Javier Font; y la directora técnica de la FPSOMC; Nina Mielgo, coordinadores autonómicos del Programa, como el Dr. Aliende, (Castilla y León), y Dr. Bartolomé de la Fuente (Córdoba); miembros de Comisiones de Deontología, Dres. Mariano Casado y Montserrat Esquerda; secretarios de Colegios de Médicos, Dr. Gustavo Tolchinsky (Barcelona), Dr. Evelio Robles (Cáceres), Dr. Rafael Olalde (Bizkaia), además miembros de la Fundación Galatea, entre ellos su presidente, Dr. Miquel Vilardell, y su director, Antoni Calvo, de la Administración sanitaria de la Generalitat así como una variada representación del sector.
 
Dr. Jaume Padrós, fundador del PAIMM, y presidente del CoMB fue, junto con el presidente de la OMC y coordinador nacional del PAIME, Dr. Serafín Romero, fue el encargado de la inauguración la jornada, explicando cómo dicho Programa se ha convertido en un referente a nivel mundial como herramienta asistencialeinstrumento fundamental para dar cumplimiento a una de las funciones esenciales del Colegio como es el control del ejercicio profesional”. 
 
Uno de los éxitos del programa radica, según recordó el Dr. Padrós, en el tratamiento individualizado de los casos y en la confianza en el programa por parte del colectivo médico. "La consolidación de este programa pasa, a su juicio, por potenciar la formación y la investigación en este ámbito”, de ahí su propuesta de fortalecer el trabajo con la Universidad”.
 
Para el presidente de la OMC y coordinador nacional del PAIME. Dr. Serafín Romero, el PAIME, que ha atendido a lo largo de estos años a 4.296 casos, representa un instrumento esencial para el cumplimiento del Código de Ética y de Deontología Médica, no en vano, como recordó, "es un programa que nace desde el seno de la propia profesión médica".
 
Durante su intervención ofreció un recorrido por los principales momentos que ha vivido el Programa desde su nacimiento entre ellos, las Jornadas Europeas del PAIME celebradas en 2001, en Barcelona, además de las distintas ediciones del Congreso PAIME, que va camino de su octava edición, que tendrá lugar el próximo mes de octubre de 2019 en Murcia.  En este repaso, el Dr. Romero quiso recordar a los Colegios pioneros en esta experiencia como fueron Navarra, Baleares, Madrid y Córdoba “fueron los primeros en sumarse al ‘proyecto valiente’, iniciado por el Colegio de Médicos de Barcelona en 1998”. Sin duda, como destacó, el PAIME se ha convertido “en uno de los acontecimientos más importantes acaecidos en el marco de las corporaciones médicas de los últimos 20 años”.
 
El Dr. Romero insistió en la prevención y promoción de la salud de los médicos como base de la integridad del PAIME junto a la asistencia, rehabilitación y reincorporación del profesional a su puesto de trabajo. En este sentido, remarcó la importancia de que el Programa siga afianzando sus acciones de promoción y protección de la salud del medico, así como en la investigación, centrada fundamentalmente, en el grado y la formación MIR, la mujer médico, la prejubilación, y algunas especialidades, entre otras.
 
El también presidente de la Fundación Para la Protección Social (FPSOMC), que auspicia el PAIME, se refirió en otro momento de su exposición a la necesidad de promover actividades encaminadas a mantener y mejorar la financiación del programa y de sus actividades. Al respecto, consideró que la financiación de los programas PAIME debería corresponder "en su mayor parte a las Administraciones Públicas, ya que el objetivo del programa no solo es mejorar la salud del médico, sino también la calidad de los servicios sanitarios y, sobre todo, proteger la salud de los ciudadanos". El mayor peso financiero lo soportan, actualmente, los Colegios de Médicos y sus Consejos autonómicos junto al CGCOM y la FPSOMC, como recordó.
 
En este marco de negociación con las Administraciones Públicas apuntó como imprescindible "incluir la creación de la Comisiones de Seguimiento de Casos PAIME que deberían estar formadas por responsables de los Gabinetes de Salud Laboral, IT y técnicos del PAIME".
 
A lo largo de la sesión conmemorativa del 20 aniversario del PAIME se expusieron diversas experiencias internacionales, con la participación de Gustavo Tolchinsky secretario de la Junta de Gobierno del CoMB, Anna Mitjans, coordinadora de programes de la Fundació Galatea; Dra. Clare Gerada, directora médica del Physicians Health Programme del National Health Service, y Jenny Firth-Cozens, professora emèrita de Clinical Psychology de la University of Northumbria; y Dra. Anna Rowland, directora adjunta de Policy of Business Transformation and Safeguarding al General Medical Council, pertenecientes al Reino Unido; además del Dr. Eric Henry, president de l’Association Soins pour les Professionnels de Santé de Francia;  y la Dra. Terrie Brandon, directora clínica i del programa de l’Alberta Medical Association Physician and Family Support Program, Canadá. 
 
En la mesa redonda se debatió sobre diversos de aspectos desde la perspectiva de cada uno de los intervinientes, entre ellos; las necesidades de salud de los médicos; el apoyo de la familia y la confidencialidad; la experiencia de los profesionales atendidos; su reinserción laboral;  el contrato terapéutico relativo a la asistencia de estos pacientes; la prevención del suicidio en este colectivo; los riesgos que corren los pacientes atendidos por un médico enfermo; la prevención y promoción de la salud entre los facultativos; y nuevas perspectivas para el manejo de este tipo de situaciones.
 
Se coincidió en la necesidad de romper el tabú existente en torno a la salud mental de los médicos y aceptar que también sufren trastornos psíquicos y que no son inmunes a las presiones de la vida a las que ha de hacer frente cualquier ser humano.
 
Lo que se requiere, según se puso de manifiesto, es mayor formación para que el médico sepa cuidar de su salud mental.
 
Se consideró, además, necesario dotarse de los instrumentos necesarios para la detección precoz de este tipo de trastornos entre el colectivo médico, y se apostó por ofrecer un servicio accesible y confidencial para atraer a los profesionales que requieran este tipo de atención y puedan recuperarse.
 
Se apuntó que el futuro del PAIME pasa por la prevención y la promoción de la salud del médico y también por la de los residentes y estudiantes de Medicina, dotándoles de las herramientas formativas necesarias para saber desenvolverse y cuidar su salud mental ante situaciones asistenciales complejas y críticas.
 
Experiencias del manejo del médico enfermo en Latinoamérica
 
La experiencia en Latinoamérica fue narrada por Dr. Juan J. Dapueto, professor de Psicologia Médica de la Facultad de Medicina y coordinador del programa de Bienestar Profesional del Colegio Médico de Uruguay (BienPro); y la Dra. Silvia Bentolila, fundadora y coordinadora del PASMME (Programa de Atención de Salud Mental en el Médico Enfermo) del Colegio de Médicos de Buenos Aires (Distrito III) de Argentina. 
 
El Dr. Dapueto explicó que en Uruguay constituye una falta ética que un médico con salud mental deteriorada trate a pacientes a lo que se suma medidas disciplinarias en caso de negarse a someterse a un programa de rehabilitación.  Al respecto, comentó que el 8% del coste total de subvenciones para bajas médicas está destinado a problemas de salud mental.
 
Expuso las principales líneas del BienPro, inspirado en el Programa español PAIME, y en funcionamiento, de forma gratuita, desde hace dos años gracias a la labor de voluntariado de profesionales, fundamentado en la importancia del bienestar del médico como uno de los pilares de la calidad de la asistencial.
 
Abuso de alcohol, trastornos depresivos y psicóticos, síndrome de agotamiento son algunos de los principales motivos por los que se solicita tratamiento a través del BienPro, como señaló el Dr. Dapueto. Al respecto, abogó por desarrollar programas de investigación enfocados a la mejora de la calidad de vida de los médicos y por la creación de una Red de Programas de Bienestar Profesional para toda la región Latinoamericana.
 
Por su parte, la Dra. Silvia Bentolila, fundadora y coordinadora del PASMME, se centró en cómo afecta el estrés a la salud del médico y al ejercicio de su profesión, sobre lo cual ha realizado algunas investigaciones fruto de las cuales surgió en 2005 el Programa de Atención de Salud Mental en el Médico Enfermo (PASMME) que hace énfasis en la prevención, además de en la atención a la salud mental de los doctores, creado por el Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires, con el propósito de ayudar de forma integral a médicos con problemas mentales y/o conductas adictivas, y ofrecer el tratamiento adecuado y que puedan retomar su práctica clínica en las mejores condiciones mentales, además de contribuir a velar por la salud de la población.
 
El objetivo final del Programa, es el de poder ayudar al mayor número posible de médicos enfermos, asegurar que reciban la asistencia especializada necesaria, favorecer su rehabilitación como profesionales y procurar también que la práctica de la medicina se haga en las mejores condiciones posibles para la salud de los ciudadanos, según explicó la Dra. Bentolila.
 
Se trata, como explicó, de un programa gratuito para los colegiados argentinos, sin recibir ayudas de fondos públicos, sino que su base económica se sustenta a través del mecenazgo de entidades que trabajan en el ámbito de los servicios sanitarios públicos y privados. Desde su creación hasta la fecha ha recibido 1.118 consultas, cinco de los cuales requirieron hospitalización que fue costeada por el Colegio de Médicos de Buenos Aires, además de un suicidio.