Jueves, 19 Octubre 2017

Nombramiento FFOMC

El Dr. José Ramón Repullo, nuevo director de la Fundación para la Formación de la OMC

El Dr. José Ramón Repullo es el nuevo director técnico de la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC), una institución sin ánimo de lucro, dedicada al fomento, promoción y desarrollo, cultural, educativo-docente y científico de los médicos colegiados en España

Madrid 28/09/2017 medicosypacientes.com
Dr. Repullo.

El nuevo director técnico de la FFOMC ha manifestado su ilusión con el proyecto “porque me permite profundizar en uno de los campos que más me interesan: el nuevo profesionalismo médico, como fusión de los clásicos contenidos de la Medicina, con nuevos temas transversales que surgen de la complejidad asistencial, de los requisitos bioéticos que añaden los cambios tecnológico, organizativos y del papel del paciente, y de la necesidad que tienen los clínicos de entender y manejar nuevas situaciones”.

Hijo de médico, es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma Madrid, tiene un amplio currículum, destacando su faceta como profesor de Planificación y Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III o como director del Hospital General de Móstoles, entre otros, y cuenta con una producción científica de 220 publicaciones.

“En la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III hemos cubierto en los pasados 20 años una importante tarea en este campo: bajo diversas denominaciones, como Gestión Clínica, Derecho Sanitario y Bioética, Epidemiología Clínica, etc... Y lo hicimos con una creciente colaboración con el Consejo General de los Colegios de Médicos (CGCOM)”, explica el Dr. Repullo, quien ahora espera “desarrollarlo de forma más amplia e integral dentro de una de las instituciones formativas más prestigiosas de España, como es la Fundación para la Formación de la OMC”. 

Para él, “el convenio entre el ISCIII y la OMC además aporta un marco de colaboración para la formación continuada que creo que va a potenciar las capacidades académicas de ambas instituciones”.

El director de la Fundación para la Formación de la OMC ha incidido en que se trata de “una organización pequeña pero muy efectiva y versátil; tiene un impresionante bagaje y experiencia en metodologías de educación a distancia, focalizadas y adaptadas a profesionales, y con muy buenas evaluaciones y satisfacción de los estudiantes. Esto no es fácil, porque médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios son muy exigentes, tienen poco tiempo, y precisan de diseños y contenidos altamente personalizados y actualizados. El apoyo que he recibido de la Comisión Permanente del Consejo General para este proyecto es amplio e inequívoco; espero que con mi ilusión, trabajo y esfuerzo pueda responder a la confianza depositada en mí”.

En la actualidad, el Dr. Repullo reconoce que “no corren buenos tiempos para la formación continuada; muchos hacen cursos, pero no siempre es fácil dirigirlos a los temas relevantes y apropiados, y hacerlo con solvencia técnica, excelencia de contenidos, y sostenibilidad económica. Me han pedido que reordene las líneas de formación; hacer aquello que otros no pueden hacer; centrarnos en las competencias distintivas de la OMC; ordenar procesos y renovar métodos de trabajo. Y según vayamos desarrollando el proyecto, ir poniendo en marcha nuevas iniciativas más ambiciosas de generación y difusión del conocimiento”. 

El Dr. Repullo ha mostrado su preocupación por “los primeros años de arranque de los profesionales, el final del grado médico, y el inicio de la especialización, que se ha trabajado mucho y bien con los Tutores MIR y la OMC está potenciando secciones y vocalías”. 

Afirma que “un arranque competente y con valores de los jóvenes médicos serían una excelente inversión formativa, que sin duda contribuiría a mejorar la comprensión del mundo asistencial y clínico real y la moral de trabajo, además de aportar competencias, y reducir la desmotivación”.

Su reto es “coser la fragmentación de la moderna medicina, excesivamente escindida en especialidades y subespecialidades” y añade que “las competencias transversales y los instrumentos de organización y funcionamiento pueden ayudar en aportar conocimientos y habilidades; los valores, la ética, la deontología, y el buen quehacer profesional ha de actuar como "software" motivador de este nuevo reto”.  

La FFOMC dispone de un Campus Virtual con el que pretende proporcionar a los profesionales una herramienta de acceso a la formación médica continuada sin las limitaciones geográficas y horarias que presenta la formación presencial. Entre sus últimas actividades formativas cabe destacar una serie de cursos dedicados a Cuidados Paliativos, Mediación Sanitaria, Oncología en Atención Primaria, Prevención y Tratamiento del Tabaquismo; y Síndromes geriátricos, entre otros.