Jueves, 14 Diciembre 2017

Estudio publicado en 'PLOS Medicine'

El consumo de frutas frescas, asociado a un menor riesgo de diabetes

Un estudio de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, prueba los beneficios para la salud de las dietas ricas en fruta fresca. En un artículo de investigación publicado en 'PLOS Medicine', Huaidong Du, de la Universidad de Oxford, en Oxford, Reino Unido informa de que el mayor consumo de fruta fresca se asocia con una menor incidencia de diabetes, así como la menor incidencia de complicaciones en las personas con diabetes en una población china

Madrid 19/04/2017 medicosypacientes.com
Estudio de la Universidad de Oxford.

Aunque los beneficios para la salud de las dietas, incluidas las frutas y hortalizas frescas están bien establecidos, el contenido de azúcar de la fruta ha dado lugar a la incertidumbre sobre los riesgos asociados con la diabetes y las complicaciones vasculares de la enfermedad.

Du y sus colegas estudiaron a cerca de 500.000 personas que participaron en el 'Kadoorie Biobank' de China durante cerca de siete años de seguimiento, documentando nuevos casos de diabetes y registrando la aparición de enfermedad vascular y muerte en personas con diabetes preexistente.

Los investigadores descubrieron que las personas que reportaron un consumo elevado de fruta fresca tuvieron un riesgo asociado menor de desarrollar diabetes en comparación con otros participantes, con una reducción estimada del 0,2% en el riesgo absoluto de la diabetes sobre 5 años.

En las personas con diabetes, el mayor consumo de fruta fresca se asoció con un menor riesgo de mortalidad, con disminución absoluta del riesgo de 1,9% a los 5 años; además de menores riesgos de complicaciones microvasculares y macrovasculares.

Además de los beneficios para la salud de consumir fruta fresca, Du hace hincapié en el valor de sus hallazgos para las poblaciones asiáticas, donde el consumo de frutas es comúnmente restringido en personas con diabetes. La principal limitación de este estudio observacional es que los efectos del consumo de frutas pueden ser difíciles de distinguir de los de otras características dietéticas y de comportamiento de los participantes.