Jueves, 20 Julio 2017

Reclama una regulación más estricta

El Consejo del Audiovisual de Cataluña pide la retirada de 16 contenidos en internet que promueven la anorexia y la bulimia

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) ha pedido a cuatro proveedores de servicios de internet que retiren 16 contenidos que promueven la anorexia y la bulimia. En concreto, se trata de 10 perfiles de redes sociales y de 6 blogs. Los contenidos detectados incitan a la anorexia y la bulimia o promueven la creación de una identidad grupal favorable a los trastornos alimenticios. El CAC reclama una regulación más estricta para garantizar la retirada de contenidos en internet contrarios a la ley

Barcelona 13/07/2017 medicosypacientes.com
Los contenidos detectados por el CAC incitan a la anorexia y la bulimia.

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) ha pedido a cuatro proveedores de servicios de internet que retiren 16 contenidos que promueven la anorexia y la bulimia. En concreto, se trata de 10 perfiles de redes sociales y de 6 blogs. Los contenidos detectados incitan a la anorexia y la bulimia o promueven la creación de una identidad grupal favorable a los trastornos alimenticios. El CAC reclama una regulación más estricta para garantizar la retirada de contenidos en internet contrarios a la ley.

Los proveedores de servicios que alojan los 16 contenidos mencionados son las siguientes cuatro compañías: Google, Facebook, Tumblr y Automattic. La actuación del CAC se inició a raíz de una serie de quejas presentadas por la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB).

El análisis del Consejo ha constatado que el intercambio de contenidos de riesgo en relación con la anorexia y la bulimia se desarrolla, también, en el ámbito de las redes privadas: grupos cerrados y secretos de Facebook o grupos de comunicaciones privadas como WhatsApp. Esta actitud está en línea con muchos de los mensajes accesibles en abierto, en los que sus autores muestran un gran cuidado al adoptar estrategias de ocultación de sus prácticas ante los familiares y el entorno social más cercano.

El informe del CAC detecta dos tipos de contenidos de riesgo: en primer lugar, la presencia de elementos susceptibles de incitar a prácticas contrarias a la salud, que aparecen en 14 casos: en concreto, la presencia de dietas hipocalóricas y conductas purgativas (12), las conductas autolesivas o suicidas(6) y la recomendación de ingesta de medicamentos (1) o de drogas (1).

En segundo lugar, se detecta la presencia de elementos que promueven la creación de una identidad grupal en torno a un modelo corporal que se identifica con trastornos alimenticios (15 referencias). En este marco conceptual, se encuentran textos de apoyo a las prácticas proana y promia (13), discursos positivos en relación con los trastornos alimenticios (9), recomendaciones de estrategias para ocultar el trastorno (7) o la organización de carreras de adelgazamiento, llamadas "carreras de kilos" (5).

El informe del CAC concluye que internet y las redes sociales pueden actuar como un espacio que facilita la creación de comunidades de personas que afirman tener un mismo objetivo común en el ámbito de los parámetros estéticos del cuerpo y que se reconocen en sus experiencias vitales (la lucha contra el deseo de comer, el vómito, la ocultación del trastorno) mediante un lenguaje propio ("princesa", "las amigas Ana y Mia").

De este modo, los contenidos analizados y las vías utilizadas para difundirlos - las redes sociales, principalmente- pueden actuar como espacios de referencia que impulsan conductas imitativas de las prácticas contrarias a la salud, a partir de la creación de comunidades virtuales.