Miércoles, 19 Junio 2019

Desde una vertiente ética y profesional

El Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña publica un documento sobre principios y deberes en el ejercicio de la dirección médica

El Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) ha difundido, recientemente, un nuevo Documento de Posición en el que define los principios básicos que, desde la vertiente ética y profesional, deberían guiar el ejercicio de los médicos y médicas que desarrollan tareas de dirección médica

Girona 08/01/2019 medicosypacientes.com/CCMC
La vocación de servicio a la institución, de manera genérica, y a los compañeros, en particular, debe constituir el eje vertebrador de la misión del DM.
Se trata de un documento de posición, principios y deberes en el ejercicio de la dirección médica de los hospitales y centros sanitarios, que surgió de la propuesta de un grupo de médicos que participaron en los debates del 3er Congreso de la Profesión Médica de Cataluña. Concretamente, tomaron parte de la ponencia "Liderazgo y participación", cuyas conclusiones dejaron en evidencia la necesidad de disponer de una definición de los aspectos éticos y de las responsabilidades ligadas el ejercicio del cargo de la dirección médica, así como de unos criterios de referencia que puedan ser de utilidad en situaciones de cierto conflicto.
 
La especificación de los deberes que contrae el / la director / a médico / a (DM) en virtud de su cargo, además de perseguir el óptimo funcionamiento del centro, constituye un apoyo esencial a sus actuaciones ante potenciales injerencias externas y un marco en el que ampararse en el caso de eventuales conflictos profesionales.
 
Así, se concreta que la vocación de servicio a la institución, de manera genérica, y a los compañeros, en particular, debe constituir el eje vertebrador de la misión del DM, con el objetivo último de proporcionar la mejor atención a las personas enfermas y a la sociedad a la que éstas pertenecen.
 
Asimsimo, la relación entre el DM y los facultativos se debe fundamentar en la mencionada confianza, el respeto y el profesionalismo.
 
El documento, coordinado por el doctor Antoni Castells, director médico del Hospital Clínico de Barcelona, pretende marcar unos elementos de reflexión comunes para la práctica del ejercicio de la Dirección Médica, especificando los principios y deberes que se proyectan hacia las personas enfermas, para con los profesionales y con las instituciones sanitarias y su entorno social.
 
Con respecto a las personas enfermas, se recuerda que el DM está obligado a procurar y a tratar de garantizar una asistencia médica segura, de calidad, eficiente y respetuosa con los derechos de los pacientes y de sus familiares o personas afines.
 
En relación a los profesionales, incide en que el DM ha de ser garante del respeto a los derechos éticos y deontológicos y de todo orden por parte de los facultativos del centro.
 
Finalmente, respecto a las instituciones sanitarias y su entorno social señala que el DM ha de promover la mejora de la calidad asistencial que proporciona el centro a la sociedad a la cual se debe. Con este fin, ha de evaluar y, eventualmente, solicitar a las autoridades sanitarias o responsables económicos del centro los recursos necesarios para llevarla a cabo, siempre amparándose en criterios de eficiencia y supeditado a los condicionantes económicos del entorno.
 
 
Se adjunta el Documento íntegro en PDF.