Sábado, 21 Septiembre 2019

Sindicato y COM Sevilla se suman

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos apoya a los médicos de Atención Primaria de Málaga

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos  (CACM), además del Sindicato y el Colegio de Médicos de Sevilla,  se han sumado a las reivindicaciones presentadas en conjuntamente por las entidades sindical y colegial médica de Málaga y la plataforma Basta Ya para la mejora asistencial de la Atención Primaria

Sevilla 25/09/2018 medicosypacientes.com/CACM/ComSevilla
Los médicos deben disponer, al menos, de diez minutos por paciente, según solicitan sus representantes andaluces.
El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos  (CACM) se ha sumado a las reivindicaciones presentadas en conjuntamente por el Colegio de Médicos de Málaga, el Sindicato Médico de Málaga y la plataforma Basta Ya para la mejora asistencial de la Atención Primaria.
 
Los presidentes de los Colegios de Médicos de Andalucía acordaron en sesión de pleno ordinario del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), celebrado recientemente, adherirse a las reivindicaciones presentadas conjuntamente por el Colegio de Médicos de Málaga, el Sindicato Médico de Málaga y la plataforma Basta Ya para la mejora asistencial de la Atención Primaria.
 
Asimismo, el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, ante la falta de respuesta por parte de la Administración, considera que las medidas propuesta por las plataformas anteriormente mencionadas y apoyadas por el Colegio de Médicos de Málaga, están totalmente justificadas.
 
Apoyo del Sindicato Médico y del Colegio de Médicos de Sevilla
 
En la misma línea se mostraron el Sindicato Médico y el Colegio de Médicos de Sevilla que, en un comunicado conjunto, manifestaron su apoyo a la huelga de Atención Primaria en Málaga, convocada para el próximo mes de octubre.
 
Ambas organizaciones consideran que en Atención Primaria es necesario dimensionar adecuadamente las plantillas, de modo que ningún médico tenga asignada una población mayor de la que es posible atender dignamente. 
 
En su escrito plasman una serie de consideraciones:
 
-La precariedad y temporalidad de los nombramientos debe terminar. 
 
-Todas las bajas, jubilaciones y vacaciones deben ser sustituidas sin excepciones. 
 
-Los médicos deben disponer, al menos, de diez minutos por paciente y deben tener la posibilidad de realizar las pruebas complementarias que estos necesiten. La práctica clínica no puede estar sometida, a través de los “contratos programa”, a presiones economicistas que anteponen el ahorro a la salud de la población. 
 
-Los acúmulos de cupo deben ser abonados y la continuidad asistencial debe ser implantada sin más demora en Primaria. 
 
-Los cargos intermedios deben ser elegidos por sus propios compañeros y no por los políticos. 
 
-Los médicos andaluces debemos cobrar lo mismo que los médicos del resto de España y tener unas retribuciones dignas de las jornadas complementarias. 
 
-Necesitamos vigilancia y seguridad en los centros para tener una protección eficaz frente a las agresiones, cada vez más graves y frecuentes. 
 
Todas estas reivindicaciones, según su comunicado, las viene haciendo el Sindicato Médico desde hace años, y forman parte del programa de la actual Junta Directiva del Colegio de Médicos de Sevilla. Estas son las principales quejas de nuestro colectivo y deberían ser las principales preocupaciones de los gestores de la sanidad andaluza. Nuestros políticos deberían sentir vergüenza de que los médicos nos veamos obligados a recurrir a medidas de presión para exigirles que hagan aquello que tienen el deber de hacer, para forzarlos a que detengan el deterioro de la sanidad pública provocado por la falta de recursos económicos, la politización y el maltrato sistemático de sus profesionales. La sanidad andaluza no puede continuar por este camino. 
 
Los médicos unidos, aseguran estos colectivos, "tenemos más fuerza de la que podemos imaginar. Nos respalda nuestra formación, nuestra integridad y nuestra ética profesional. No podemos seguir soportando coacciones de jefes políticos, presiones para ahorrar a costa de los enfermos, plantillas insuficientes, contratos precarios y los sueldos más bajos de España. Contamos con todos vosotros para alcanzar el objetivo de dignificar nuestra profesión. Juntos debemos demostrar a la Administración que esta vergüenza tiene que terminar, por el bien de todos y, especialmente, por el de nuestros pacientes".