Campaña medicina rural

Jueves, 11 Agosto 2022

El consejero de Sanidad y el presidente de CESM de Castilla y León manifiestan su predisposición al diálogo y a la negociación con el fin de evitar la huelga de médicos en la región

09/02/2012

Ante el anuncio de huelga efectuado el pasado martes por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM-Castilla y León), tanto el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, como el presidente del Sindicato Médico, el doctor José Luis Díaz Villarig, se han mostrado predispuestos al diálogo y a la negociación con el fin de evitar los paros convocados

Valladolid, 9 de febrero 2012 (medicosypacientes.com)

Ante el anuncio de convocatoria de huelga efectuado el pasado martes por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM-Castilla y León), el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha invitado al sindicato médico a proponer otro reparto del aumento de la jornada laboral para los profesionales de la Sanidad a fin de resolver el conflicto. Sáez Aguado se ha mostrado "abierto a la negociación". "Que nos digan cómo quieren distribuir esas dos horas y media más a la semana y nosotros lo estudiaremos, la Consejería está abierta al diálogo", insistió durante el acto de celebración del X aniversario del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, que tuvo lugar este miércoles en Valladolid.

La oferta de la Administración, según detalló Sáez Aguado, radicaría en concentrar el aumento de jornada en dos tardes a la semana "o bien las mañanas del sábado", sin que se vieran afectados "los horarios del resto de los días".

Sin embargo, y según declaraciones a “Medicos y Pacientes”, del presidente de CESM Castilla y León, el doctor José Luis Díaz Villarig, el motivo que ha llevado al sindicato médico a la movilización de los profeisionales no se sustenta básicamente en el tema de las 37,5 horas de jornada laboral, “puesto que no nos apartamos de que se nos aplique como a los demás”, según sus palabras.  Las principales demandas se centran, como ha remarcado, entre otras, contra “la modificación del decreto de jornada 61/2005 y la anulación de las transitorias segunda y tercera del mismo con graves perjuicios para los profesionales, y el tema de la ponderación de la jornada en función del número de guardias de presencia física, con un mínimo de jornada ponderada de 1.380 horas anuales -que pasaría a 1.530 con la aplicación que pretende la Junta”.

El consejero de Sanidad si bien dice no compartir la convocatoria de huelga, entiende que, están en su derecho", al tiempo que ha asegurado el establecimiento de unos servicios mínimos para estas jornadas que permitan "compatibilizar el derecho a la huelga con el de la prestación sanitaria".

Desde el punto de vista del doctor Díaz Villarig, en cambio, si la convocatoria de huelga sirve para acercar posturas y llegar a un acuerdo que beneficie a los médicos y, en definitiva, a los ciudadanos, "bienvenido sea todo". No obstante, y como ha declarado, “lo que deseamos por todos los medios es proceder a desconvocarla lo antes posible”, para lo cual ha mostrado su predisposición a la negociación y al diálogo.

Hasta el momento, las movilizaciones anunciadas por CESM Castilla y León siguen en pie y se concretan, como publicó “Medicos y Pacientes” (8-2-12) en una manifestación para el próximo 15 de febrero frente a la Consejería de Sanidad en Valladolid, y huelga para los días 28 de febrero y 6, 13, 15, 20, 21, 22, 27, 28, 29 y 30 de marzo.