Lunes, 15 Octubre 2018

Imposición de la insignia de oro

El COM Cantabria rinde homenaje al ministro Lluch al cumplirse los 30 años de la promulgación de la Ley General de Sanidad

El Dr. Jaime Blanco García rindió homenaje al ministro Ernest Lluch al cumplirse los 30 años de la promulgación de la Ley General de Sanidad “y también como recuerdo de una persona que fue asesinada de un tiro en la nuca, por la banda terrorista ETA, ahora que acaba de disolverse”, con estas palabras comenzó la conferencia que ofreció en el Colegio de Médicos de Cantabria

Santander 17/05/2018 medicosypacientes.com / COM Cantabria
Dr. Jaime Blanco García rindió homenaje al ministro Ernest Lluch.

El político cántabro Jaime Blanco, que fue presentado por el vicepresidente primero de la OMC, Dr. Tomás Cobo, y el presidente del Colegio de Médicos, Dr. Javier Hernández de Sande, recibió por parte del Dr. Tomás Cobo la insignia de oro por los 50 años de colegiación en la institución colegial cántabra.

El vicepresidente primero de la OMC resaltó la trayectoria política de Blanco, “desde sus estudios universitarios en Sevilla, en donde conoció a las personas que dirigieron las riendas de España con la victoria del Partido Socialista en 1982”, hasta su llegada a la Presidencia del Gobierno de Cantabria.

Asimismo, durante su intervención, el vicepresidente de la OMC destacó la importancia de la promulgación de la Ley General de Sanidad, que hizo que España pasara del modelo bismarckiano (alemán) al modelo Beveridge (británico y sueco) que se financia con los impuestos de toda la población, apuesta por una protección sanitaria universal y gratuita y con una amplia red de centros sanitarios propios, entre otros.

Por su parte, Jaime Blanco expuso las dificultades que tuvo el ministro Ernest Lluch para sacar adelante la Ley, “que salió gracias al tesón del ministro para que se aprobara”, recalcó Blanco. La Ley contaba con más de 140 artículos y actualmente están vigentes entre 40/50, ya que el resto han desaparecido con el traspaso de las transferencias a las Comunidades Autónomas.

Igualmente, explicó las dificultades que existía en la España de aquella época, “el entorno político era complicado para que se aprobara la Ley General de Sanidad, con una inflación entorno al 12,3%; con un desempleo del 18% de la población, y todo ello englobado en la crisis del petróleo y con la última devaluación de la peseta en el año 1982”.

Para Blanco, con esta situación de España, el “único objetivo del Gobierno era entrar en la Comunidad Económica Europea, pues de lo contrario actualmente estaríamos como un país subdesarrollado”.

Con la promulgación de esta Ley se reconoce el derecho a la salud universal, “pues había dos millones de personas que no tenían derecho a la salud, se unificaba todos los servicios (Casa Socorro, hospitales dependientes de otras instituciones, etc…) para unirlos dentro del Sistema Nacional de Sanidad. Con una cartera de servicios homogénea para todas las Comunidades Autónomas, mediante ley del Gobierno central, como medida para la igualdad de derechos sanitarios.

Sin embargo, Jaime Blanco reveló que la promulgación de la Ley tuvo tres frentes que la cuestionaron, como fueron: el Sindicato Médico, con la proclamación de una huelga general, alegando que España se estaba “cubanizando sanitariamente”; la Organización Médica Colegial (OMC) con su presidente Ramiro Rivera (que tenía una visión de la sanidad a la francesa, siguiendo el modelo del copago) y por último el equipo económico del propio Gobierno socialista, con la oposición al aumento del gasto de los ministros Miguel Boyer y Carlos Solchaga, “lo que supuso una división del Gobierno”.

El médico, expresidente del Gobierno de Cantabria, exsenador y exdiputado nacional constituyente calificó de “hito importante para su época” la promulgación de esta Ley, de la que dijo que fue una Ley “laboriosa, costosa y controvertida”. En su opinión, la puesta en marcha de esta Ley ha permitido que España cuente con el mejor sistema sanitario de Europa.

Por último, Jaime Blanco explicó la importancia de la entrada en vigor de la Ley en su relación con el Hospital Marqués de Valdecilla y como las transferencias le iban a convertir en un hospital comarcal, hasta que el político cántabro propone que sea Centro de Referencia Nacional y el Estatuto de Autonomía de Cantabria así lo reconoció.

El acto, además del vicepresidente primero de la OMC, Dr. Tomás Cobo, y el presidente del Colegio de Médicos, Javier Hernández de Sande, contó con la presencia de la vicepresidenta y consejera de Universidades e investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno regional, Rosa Eva Díaz Tezanos, la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, la consejera de Sanidad, María Luisa Real, entre otros cargos públicos, ex directores del Hospital Marqués de Valdecilla, familiares del político cántabro y una amplia representación de la sociedad cántabra.