Domingo, 18 Agosto 2019

Salud pública

El COM Cantabria colabora con el Ayuntamiento de Santander en potenciar el uso de desfibriladores automáticos

El Colegio de Médicos de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander han sumado esfuerzos para potenciar los espacios cardioprotegidos así como el uso de desfibriladores automáticos en la ciudad santanderina e incidir en la importancia de saber reaccionar y adoptar las primeras medidas ante una parada cardíaca, todo ello dentro del I Plan de Cardioprotección Municipal 

Santander 01/04/2019 medicosypacientes.com/ComCantabria
Colegio de Médicos y Ayuntamiento colaboran en esta iniciativa.
 
La alcaldesa, Gema Igual, acompañada por el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande, y los concejales de Comercio y Mercados, Ramón Saiz Bustillo, y de Deportes y Salud, Juan Domínguez, se reunieron con los comerciantes del mercado de La Esperanza que se han formado para la utilización de estos equipos y les ha agradecido su disposición a colaborar y a dar ejemplo sobre la importancia de saber reaccionar y adoptar las primeras medidas ante una parada cardíaca.
 
La colocación de estos nuevos equipos se ha acompañado además de la formación de un grupo de comerciantes del mercado de La Esperanza en el uso y manejo de estos dispositivos, formación que se realizará también más adelante para trabajadores del mercado de México.
 
Según señaló Igual, “una respuesta rápida es la mejor garantía para salvar vidas en estos casos, de ahí la importancia, no sólo de ampliar el número de desfibriladores existentes en espacios públicos, sino también, de sensibilizar a los ciudadanos y divulgar las maniobras básicas de respuesta”.
 
Así, ya son espacios cardioprotegidos todas las instalaciones deportivas (el Palacio de Deportes, el Complejo Deportivo, al Campo de Golf, los pabellones municipales y los campos de fútbol), que cuentan con desfibriladores y personal formado en su manejo (todos los monitores, conserjes y responsables de las instalaciones). En la actualidad Santander cuenta con una treintena de desfibriladores repartidos en distintos servicios e instalaciones municipales.
 
También se cuenta con desfibriladores en los servicios de Protección Civil, Bomberos y Policía Local, y en los próximos días se colocará otro más en el Ayuntamiento.
 
Además, en una fase posterior se licitará la instalación de alrededor de 50 equipos más para seguir ampliando la red de espacios cardioprotegidos.
 
El contrato para la instalación de esos nuevos dispositivos incluirá también la implantación de señalética, el mantenimiento de la totalidad de los desfibriladores existentes en espacios municipales, cursos de formación y campañas de sensibilización.
 
Como complemento a todas estas medidas, se implantará una aplicación móvil que permitirá a los ciudadanos consultar la localización de todos los desfibriladores, dirigirles al más cercano y acceder a instrucciones de uso y consejos sobre primeros auxilios.
 
Tanto las medidas impulsadas hasta ahora como las nuevas que se pondrán en marcha más adelante quedarán recogidas en el I Plan de Autoprotección Municipal, que servirá para integrar y coordinar todas las acciones en este ámbito.
 
“Será un plan ambicioso que pretende elevar el nivel de protección de los santanderinos y visitantes por encima de lo exigido en el marco legal, de tal manera que no sólo se dotarán de desfibriladores aquellas instalaciones exigidas por la normativa vigente, sino también otras que se considere oportunas y beneficiosas para una mayor seguridad y protección de los ciudadanos”, explicó la alcaldesa.
 
Ciudad cardioprotegida
 
El trabajo del Ayuntamiento de Santander para ser ciudad cardioprotegida pretende dar respuesta a un importante problema de salud pública como son las paradas cardíacas extrahospitalarias, que provocan un elevado número de muertes cada año en España.
 
Una respuesta rápida e inmediata es determinante en muchos casos para la supervivencia, de ahí la importancia de contar con desfibriladores en espacios públicos y, también, de la concienciación y formación.
 
Los equipos que se están instalando en los espacios municipales son desfibriladores automáticos, que pueden ser utilizados por personal sanitario, por personas que hayan recibido la formación correspondiente y, en última instancia, si fuera preciso, por cualquier persona, comunicando previamente con el servicio de emergencias 061.