Domingo, 18 Agosto 2019

III Premio de Novela Albert Jovell FPSOMC

El Colegio de Médicos de Salamanca acoge la presentación de 'El guardés del tabaco', obra del salmantino Jairo Junciel

El Colegio de Médicos de Salamanca acogió ayer la presentación de 'El guardés del tabaco', obra del salmantino Jairo Junciel inspirada en esta localidad y galardonada con el III Premio de Novela Albert Jovell 2017, convocado por la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial

Madrid 16/02/2018 medicosypacientes.com/ S.G.
De izda. a dcha.: Manuel Pimentel, Dr. José María Rodríguez Vicente, Dr. José Ramón González Porras y Jairo Junciel
En el acto intervinieron, además del autor de la obra, Jairo Junciel, el vicepresidente primero del Colegio de Médicos de Salamanca, el Dr. José Ramón González Porras, el vicesecretario de la Fundación para la Protección Social de la OMC, Dr. José María Rodríguez Vicente, y el exministro Manuel Pimentel, como editor de Almuzara, editorial que ha publicado la obra. 
 
El Dr. González Porras, como anfitrión, inició el acto poniendo en valor la existencia de este premio y la oportunidad de acoger en Salamanca la presentación de la obra ganadora. Afirmó que todo ello refleja "la apuesta desde el Colegio de Médicos y la FPSOMC por la cultura. Algo que está entre sus cometidos".
 
Por su parte el Dr. Rodríguez Vicente explicó en su intervención que la Fundación es una institución única que aglutina la solidaridad de los médicos hacia compañeros y sus familias en momentos difíciles. Tras manifestar que este premio es convocado cada año con el objetivo de fomentar y estimular la creación literaria tanto entre el colectivo médico en particular como en toda la sociedad, mostró su orgullo de celebrar una tercera edición "de la mano de la editorial Almuzara". 
 
Contó también que aunque este galardón tenga tres años de vida, anteriormente ya se venía reconociendo en un certamen los trabajos y obras de los médicos en el campo de las humanidades y las artes. Sobre la obra puso en relieve la elección de Salamanca como escenario en el que se desarrolla la mayor parte de la historia, lugar que siempre, tal y como aseguró, "será como su casa".
 
Manuel Pimentel destacó la "gran calidad" de la obra "tan bien escrita que te atrapa desde las primeras hojas". Se trata, según dijo, de una novela de capa y espada, situada en un momento de España "muy interesante". "Es la novela de capa y espada mejor escrita que nunca he leído", aseguró Pimentel quien señaló que, para él, el autor maneja la lengua española de tal forma que "es un auténtico placer leer la novela. Es muy amena y va a marcar una época en el género de capa y espada".
 
Afirmó que se siente muy orgulloso como editor de "El guardés del tabaco" y de su presentación en Salamanca "lugar que tiene mucho peso en la novela". El personaje principal nace y se cría en Salamanca y algunos de sus lances más importantes transcurren en esta ciudad, tal y como señaló.
 
Finalmente, el autor, Jairo Junciel, solicitó a los allí presentes un aplauso por la labor de la FPSOMC y destacó el reconocimiento que supone recibir este galardón:" Es el primer premio que tengo y supone un prestigio y un trampolín en el difícil mundo de las letras", aseguró.
 
La inspiración de esta obra le llegó, según contó, en uno de sus viajes a Madrid donde descubrió el cuadro de Goya "El resguardo de tabacos" y decidió contar la vida de ese colectivo, "las emboscadas que sufrían, su educación, sus ilusiones, duelos y lo que sucedía en la Corte en la España de 1.700".
 
Sobre la presentación manifestó la "inmensa alegría" de presentar el libro en su " tierra" porque parte de la novela se desarrolla en Salamanca, en sus calles y callejones, en la Plaza Mayor o en el Corrillo.
 
La trama de El guardés del tabaco se sitúa en la España del siglo XVIII, carcomida por la codicia y donde vidas y lealtades valen poco o nada. En ella nace Aníbal Rosanegra, huérfano de padre por causas que él desconocerá durante largo tiempo. Pronto aprenderá a sobrevivir gracias al ciego a quien sirve de lazarillo, y se abrirá más tarde camino gracias a su espada Longina —legado de su progenitor— y al apoyo de su buen amigo Cucha, un antiguo soldado de los Tercios metido a guardés de la Real Fábrica de Tabacos. Aquí y allá Aníbal plantará cara a enemigos harto poderosos. Beberá del ponzoñoso amor de una mujer despiadada, camarera de la Reina que conspira para asesinar al Príncipe de Asturias, y se enfrentará al implacable sicario llamado Gargantúa, a quien ha arrebatado su mayor trofeo de caza.