Sábado, 21 Octubre 2017

Farmacovigilancia

El Colegio de Médicos de Navarra pide la colaboración para la notificación de sospechas de reacciones adversas a medicamentos

El Colegio de Médicos de Navarra insta a los profesionales sanitarios de Navarra a que colaboren en la campaña informativa impulsada recientemente por el Centro de Farmacovigilancia de Navarra y dirigida a los ciudadanos para dar a conocer la posibilidad de notificar sospechas de reacciones adversas a medicamentos (RAM)

Pamplona 06/10/2017 medicosypacientes.com / COM Navarra
El COM Navarra pide notificar sospechas de reacciones adversas a medicamentos.

El Colegio de Médicos considera que “es importante que los profesionales sanitarios conozcan esta campaña, informen a los ciudadanos, resuelvan sus dudas, y se presenten notificaciones de sospechas de RAM para contribuir a mejorar la seguridad de los pacientes. La colaboración entre profesionales sanitarios y ciudadanos puede ayudar a presentar notificaciones de mayor utilidad para la farmacovigilancia”.

El Colegio subraya que “las notificaciones de los pacientes no deben ser consideradas como una alternativa a las notificaciones de los profesionales sanitarios, sino más bien como un complemento”. Asimismo recuerda que “estas notificaciones no se consideran, en ningún caso, como una vía de denuncia ni sustituyen a la consulta con el médico sobre las posibles RAM que pudieran aparecer durante el tratamiento”.

Con el fin de que los médicos navarros conozcan la campaña, el Colegio les ha enviado el material editado por el Centro de Farmacovigilancia de Navarra en los que se incluye información sobre la importancia que tiene la notificación de sospechas de RAM; para qué sirven las notificaciones; qué es importante notificar y cómo notificar y recuerda que toda la información está también disponible en la Web del Gobierno de Navarra, en el Portal de Salud.

La legislación europea y estatal posibilita la participación de los ciudadanos

La notificación de sospechas de RAM sirve fundamentalmente para detectar nuevos riesgos asociados a los medicamentos o cambios de riesgos previamente conocidos (señales). La detección de señales requiere de un seguimiento y evaluación posterior y, en caso de confirmarse, se deben adoptar medidas reguladoras para minimizar el riesgo en los pacientes. Entre las medidas que se pueden adoptar están las siguientes: inclusión de nuevas advertencias, precauciones, restricciones de uso o contraindicaciones en el prospecto y en la ficha técnica; emisión de notas informativas de seguridad dirigidas a los profesionales sanitarios; o incluso retirada del mercado si la relación beneficio-riesgo es desfavorable.

La legislación europea y estatal (Real Decreto 577/2013, de 26 de julio, por el que se regula la farmacovigilancia de medicamentos de uso humano) posibilita la participación de los ciudadanos en la notificación de sospechas de reacciones adversas a medicamentos. Los ciudadanos pueden notificar RAM, bien poniéndolas en conocimiento de los profesionales sanitarios quienes, una vez realizada su valoración, las comunicarán al Centro de Farmacovigilancia de Navarra o bien notificándolas directamente.

La OMS declara que las notificaciones procedentes de los consumidores constituyen una fuente adicional de notificación de RAM y pueden contribuir a reducir el problema de la infranotificación.