Domingo, 16 Diciembre 2018

Agresiones en el ámbito sanitario

El Colegio de Médicos de Badajoz alerta del incremento de las agresiones a médicos

El Colegio de Médicos de Badajoz celebró la jornada Prevención de Agresiones a Profesionales Sanitarios, un encuentro donde se debatió este fenómeno que va en aumento en Extremadura

Badajoz 04/12/2018 medicosypacientes.com / COM Badajoz
Jornada Prevención de Agresiones a Profesionales Sanitarios en el Colegio de Médicos de Badajoz.

De hecho, en 2017 la comunidad extremeña registraba 3,81 agresiones a médicos por cada 1.000 colegiados, una cifra muy por encima de la media nacional, que se situaba en 2,05 agresiones por cada 1.000 colegiados. Por lo analizado en esta jornada, el 2018 puede suponer un incremento de las agresiones a médicos, ya que según ha desvelado el Dr. Luis Tobajas, director general de Planificación, Formación y Calidad Sanitaria, en lo que va de año se ha registrado 28 agresiones a médicos en Extremadura, a falta de cerrar el año, cuando en 2017 la cifra era de 21 agresiones. Las agresiones hasta ahora del presente año supone la cifra más alta registrada en Extremadura desde 2011, cuando se produjeron 33 agresiones.

En este contexto, el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, Dr. Pedro Hidalgo, se preguntó “qué está fallando para llegar a este extremo, donde nos tenemos que reunir para ver cómo podemos defendernos de aquellos a los que tenemos que ayudar”, apuntó el Dr. Hidalgo, quien subrayó la contradicción que existe entre los datos aportados por el CIS, “que señala que la profesión médica es la más valorada por la sociedad, y sin embargo es la más agredida”, según sus palabras.

Por su parte, el Dr. José Alberto Becerra, secretario general del Colegio de Médicos de Badajoz y coordinador nacional del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), destacó que es un problema desconcertante ante lo incomprensible de su origen y al tiempo preocupante ya que va en aumento, “tanto en número como en agresividad”, en palabras del Dr. Becerra. 

En este sentido, puso de manifiesto la sorpresa que ha supuesto para el colectivo el hecho de que haya aumentado el número de agresiones “toda vez que desde el 2015 la modificación del artículo 550 del Código Penal refleja que la agresión a un médico es un delito de atentado al considerarse el médico como autoridad, lo que puede conllevar cárcel para el agresor, un cambio con el que pensábamos iba a disminuir el número”.

Además, para el Dr. José Alberto Becerra en este fenómeno hay que incluir a las familias de los médicos, “que pasan miedo ante este tipo de agresiones, sobre todo en la Atención Primaria, donde se produce el 76 % de las agresiones, un ámbito donde el médico tiene la obligación de volver a atender a su agresor debido a su compromiso profesional”.

Asimismo, el Dr. Becerra expuso que el cambio que se produce en el rendimiento del médico agredido, “que pasa a tener miedo y a ejercer una medicina defensiva que va en detrimento de la calidad sanitaria, además de perder la confianza en la relación médico-paciente, clave para la mejora de esa asistencia”.