Campaña medicina rural

Martes, 29 Noviembre 2022

El Colegio de Médicos de Sevilla valora positivamente la rectificación de su Comunidad sobre la edad de jubilación

17/12/2010

Su presidente, Carlos González-Viladerll, ha señalado, no obstante, que en España, "no existe una falta de médicos como tal, sino una mala redistribución, tal y como ya se ha puesto de manifiesto en los últimos estudios elaborados desde la Organización Médica Colegial"

Madrid, 17 de diciembre 2010 (medicosypacientes.com/E.P.)

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos González-Viladerll, ha aplaudido la "rectificación" del SAS al permitir ahora que los facultativos de algunas especialidades puede retrasar la edad de jubilación más allá de los 65 años ante la falta de galenos de la que advierte la propia Consejería, ha señalado no obstante que en España, "no existe una falta de médicos como tal, sino una mala redistribución, tal y como ya se ha puesto de manifiesto en los últimos estudios elaborados desde la Organización Médica Colegial (OMC)". De hecho, ha asegurado que los estudios elaborados por la OMC "demuestran que la ratio de médicos que hay en España es la mismo o incluso superior a la ratio que hay en otros países de nuestro entorno europeo". Sin embargo, ha reprochado a la Consejería de Salud que "sólo quiera una gran bolsa de empleo temporal de facultativos para cubrir básicamente las sustituciones de verano o en las fiestas".

El presidente de este órgano colegial ha criticado que "la pretensión que tenía la Consejería de elevar un 15 por ciento el cupo de números clausus o la de abrir más facultades de Medicina", lo que ya levantó "el malestar dentro de la propia conferencia de decanos, que advirtió de que el espacio y el profesorado está dimensionado para un número máximo de alumnos".

En este sentido, aludió al hecho de que para abrir una Facultad "se necesita unos profesores experimentados, centros hospitalarios cercanos para hacer prácticas, por lo que no se puede crear una universidad en cada pueblo y sacar promociones de médicos como si fueses 'churros'".

"Montero dijo una vez que la Administración necesitaba médicos para rellenar los huecos (bajas y ausencias por vacaciones) que se producen en verano, pero el resto de año que hacen esos médicos", ha cuestionado González-Vilardell, quien ha reprochado con esta "gran bolsa de médicos con trabajo temporal por ahí pululando, la Administración lo que quiere es echar mano de ello sólo para el verano y siendo mano de obra 'baratita'".

Por ello, ha apostado, "ya que tenemos una formación MIR magnífica", por incentivar primero a los médicos españoles "para que no se vayan a trabajar al extranjero o la sanidad privada".

El dirigente colegial ha recordado que esta formación "cuesta mucho dinero" al contribuyente, ha apostado igualmente por incentivar a médicos de la Europa Comunitaria "en el caso de los facultativos españoles se marchen a otros países, ya que en principio no hay que homologar títulos ni nada".

"Y como se consigue todo esto, pues haciendo más golosa la carrera profesional, dándole mejores condiciones laborales y retribuciones", ha argumentado el dirigente colegial, quien también ha valorado el trabajo de los médicos extranjeros extracomunitarios, si bien ha puntualizado que, "en muchos de estos casos, los futuros médicos formados en España terminan marchándose a sus países de origen, ya que el llevar un título europeo les otorga mucho más prestigio y se le abren más puertas en sus países de origen".

"Hay muchas plazas MIR de futuros médicos preparándose aquí que luego se marcharán", ha lamentado a Europa Press González-Vilardell, quien ha ello ha agregado el fenómeno de "traer a facultativos de otros países que no son de la UE, y a los que hay que homologar sus títulos aquí en España".

"Además las homologaciones no se hacen todo lo rápido que todo el mundo querría, entre otras razones y yo formo parte de una de esas comisiones de valoración, porque las homologaciones dan muchos problemas a la hora de comprobar si los méritos que traen son o no ciertos", ha agregado González-Vilardell, quien ha aludido a casos desde "falsificaciones hasta suplantaciones" y a que "casi un 70 por ciento de las peticiones para que se homologuen las titulaciones que se presentan se terminan desechando o se van dilatando en tiempo hasta que presentan toda la documentación".