Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

El Colegio de Médicos de Málaga insiste en la necesidad de tener conocimientos básicos de reanimación cardiopulmonar

15/02/2012

La nueva normativa aprobada por la Junta de Andalucía, que exige la instalación de desfibriladores en lugares públicos de gran superficie, obligará que gran parte de la población tenga conocimientos básicos de reanimación cardiopulmonar (RCP). De dar este tipo de formación se ocupa el Colegio de Médicos desde hace un año a través de su Escuela de RCP

Málaga, 16 de febrero 2012 (medicosypacientes.com)

La nueva normativa aprobada por la Junta de Andalucía, que exige la instalación de desfibriladores en lugares públicos de gran superficie, obligará que gran parte de la población tenga conocimientos básicos de reanimación cardiopulmonar (RCP). Sólo aquellos que estén formados podrán hacer uso de los dispositivos.

Los desfibriladores se emplean ante casos de parada cardiorespiratoria. Su uso, unido a técnicas de reanimación, es fundamental para salvar vidas. Conscientes de esto, el Colegio de Médicos de Málaga puso en marcha el pasado año la Escuela de RCP.  Para el director de la Escuela, Dr. Andrés Buforn, “esa actuación previa es muy importante para salvar vidas y para ello es necesario que la población tenga conocimientos de Reanimación Cardiopulmonar”.

Desde su creación, la Escuela ha realizado multitud de cursos entre diferentes colectivos: maestros, alumnos de Secundaria y Bachillerato, bomberos… etc. De hecho, el Colegio de Médicos dispone de dos desfibriladores y todo el personal que trabaja en la entidad realizó hace unos meses el curso básico de RCP.

El decreto establece que las grandes superficies comerciales minoristas, instalaciones de transporte de viajeros (puertos comerciales, aeropuertos y estaciones de autobuses y ferrocarril), espacios deportivos y establecimientos públicos con aforo igual o superior a 5.000 personas deberán tener estos dispositivos. En el caso de los espacios públicos y grandes superficies, la normativa lo exige para aquellos con una superficie igual o mayor a 2.500 metros cuadrados.