Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

El Colegio de Médicos de Málaga crea una Oficina de Asesoramiento Laboral orientada a los médicos que se van al extranjero

07/09/2012

Con el objetivo de asesorar, informar y ayudar a aquellos colegiados malagueños que tienen la intención de ejercer la Medicina fuera, el Colegio de Médicos de Málaga ha puesto en marcha la Oficina de Asesoramiento Laboral. “No hemos hecho más que responder a una demanda de los colegiados pero confieso que no nos gustan las circunstancias que provocan la creación de la Oficina de Asesoramiento Laboral que presentamos”, señaló el presidente del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), Dr. Juan José Sánchez Luque

Madrid, 6 de septiembre 2012 (medicosypacientes.com)

Con el objetivo de asesorar, informar y ayudar a aquellos colegiados malagueños que tienen la intención de ejercer la Medicina fuera, el Colegio de Médicos de Málaga  ha puesto en marcha la Oficina de Asesoramiento Laboral. “No hemos hecho más que responder a una demanda de los colegiados pero confieso que no nos gustan las circunstancias que provocan la creación de la Oficina de Asesoramiento Laboral que presentamos”, señaló el presidente del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), Dr. Juan José Sánchez Luque.

Aunque en un principio surge por la creciente demanda de información de los médicos por trabajar en el extranjero, la Oficina también orientará a aquellos que deseen hacerlo en otras comunidades autónomas. Asimismo, ofrece también cursos de idiomas y clases preparatorias de las entrevistas de trabajo, gestiones burocráticas e información sobre los requisitos para ejercer la Medicina en el extranjero.

El motivo de su existencia no es otro que las pésimas condiciones laborales que se dan en nuestra provincia por culpa de los recortes sanitarios, según su responsable, Cristina Sarmiento.

El presidente del Commálaga Sánchez Luque fue contundente, al respecto, instando a la Administración al cese de medidas sin cambios estructurales y a que elimine el concepto de exclusividad sin que suponga merma económica para el profesional, que aplique con criterio uniforme -que permita la conciliación de la vida laboral y familiar- la ampliación de la jornada laboral de los facultativos y que ahorre costes haciendo desaparecer agencias, fundaciones y escuelas dedicadas a la formación de los profesionales.

Sánchez Luque fue más allá: “Ofrezco el Colegio de Médicos de Málaga, que es una Corporación de Derecho Público, para que asuma la labor de formar a los médicos y de acreditar en formación y en calidad. Estamos legitimados para hacerlo y con ello se ahorrarían millones de euros a las arcas públicas”. Como ejemplo, sólo la Escuela Andaluza de Salud Pública tiene un presupuesto este año que supera los 12 millones de euros.

Para el Colegio de Médicos la solución no pasa en absoluto por recortar más a los médicos ni, por ende, la calidad asistencial: “Es lastimoso que un médico estudie en España, se forme aquí y finalmente ejerza fuera de nuestras fronteras porque las condiciones aquí no son dignas. Se tira toda esa formación, costeada por la Administración, a la basura”. Son palabras de la representante de Médicos en Promoción de Empleo del Colegio de Médicos, Dra. Carmen Gómez, actualmente en paro. Madre de cuatro hijos piensa irse de España pero tiene sus dudas: “¿Qué hago con mi familia? Mis hijos están estudiando aquí y rompería la unidad familiar si me voy”, aseguró con preocupación.

Hace varias semanas acudió a la aún incipiente Oficina de Asesoramiento Laboral el Dr. Alberto Canalejo, médico de Familia malagueño que está esperando la oferta laboral idónea para marcharse con su mujer y su hija. “Hace un año además de pasar consulta a diario en el centro de salud, hacía un par de guardias mensuales, ahora necesito hacer ocho o nueve para poder llegar a fin de mes”. El caso del Dr. Canalejo se está haciendo cada vez más habitual aunque su caso no deja de ser particular: a pesar de tener un puesto de trabajo seguro (tiene plaza fija en un centro de salud de Málaga capital) su sueldo ha bajado considerablemente: “Mi poder adquisitivo puede haberse reducido hasta un 40 por ciento. Me quiero ir fuera para mejorar porque aquí no es posible y es una pena porque cada día me entrego a mis pacientes y soy una persona comprometida con mi empresa”, relató. Caso similar es el Dr. Francisco Muñoz Llamas, médico por oposición en una empresa pública en la que los últimos recortes le han llevado a cobrar unos 6.000 euros menos anuales. Intentó abrir consulta privada pero la exclusividad se lo impide y en su empresa no hay opción de hacer guardias así que “me estoy pensando seriamente irme. Me niego a quedarme en estas condiciones después de todo el esfuerzo que he realizado a lo largo de mi vida”, declaró.

Estos testimonios son los que pueden provocar, si la tendencia continúa como hasta ahora, que cuando finalice el año se hayan marchado a trabajar al extranjero el triple de médicos malagueños que hace tres años. Así lo reveló el secretario general del Colegio de Médicos de Málaga, Dr. Manuel García del Río, quien desgranó todos los datos de un estudio realizado por el Commálaga en el que destacada que la mayoría de los facultativos trasladados por voluntad propia trabajaban en la medicina pública. Casi la mitad de los que se han ido desde 2009 son hombres (18) y el resto (10) mujeres. (Ver datos adjuntos).