Lunes, 25 Junio 2018

Agresiones en el ámbito sanitario

El CGCOM muestra su repulsa ante la agresión a un médico en Camarena (Toledo)

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha mostrado su más enérgica repulsa ante la agresión sufrida la pasada madrugada del jueves por un médico de Atención Primaria del Servicio de Urgencias de Atención Primaria del Centro de Salud de Camarena (Toledo)

Madrid 14/06/2018 medicosypacientes.com
Sede OMC.

El CGCOM confía en que el médico, que fue golpeado por un joven y se encuentra en estado grave, se recupere. Asimismo, muestra su solidaridad a la familia y con los compañeros del Centro de Salud de Camarena.

Además, el CGCOM muestra su apoyo al Colegio de Médicos de Toledo y al Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, que también han manifestado su condena contra este nuevo acto de violencia contra un profesional sanitario en el ejercicio de su labor asistencial. 

La corporación medica viene trabajando intensamente contra las agresiones desde 2009, a raíz del asesinato de la Dra. Maria Eugenia Martínez, también en un centro de Atención Primaria. 

A través del Observatorio Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, el CGCOM, la Organización Médica Colegial y todos los Colegios de Médicos de España vienen luchando contra esta lacra que ha afectado a más de 3.400 médicos en los últimos 7 años, concienciando de la gravedad de un problema que afecta a los profesionales y tienen repercusión en la asistencia sanitaria. 

Por ello, promueve “tolerancia cero” ante las agresiones al personal sanitario y demanda que se adopten medidas preventivas para incrementar la seguridad y reducir las agresiones.

El COM Toledo condena este grave acto de violencia

Por su parte, el Colegio de Médicos de Toledo, mostró a través de un comunicado, su "más enérgica repulsa" ante la agresión sufrida la pasada madrugada del jueves por dicho médico del Servicio de Urgencias de Atención Primaria del Centro de Salud de la localidad de Camarena y trasladó la solidaridad de todo el colectivo médico de la provincia con los familiares y amigos del compañero herido.
 
Asimismo, el Colegio de Médicos de Toledo quiso mostrar también “nuestro apoyo y agradecimiento a la enfermera que, en condiciones tan dramáticas, también para ella, fue capaz de prestar atención a nuestro compañero”.
 
El COM Toledo subrayó además que “se personará como acusación popular en este caso”, a la vez que recuerda “a todos los colegiados su compromiso de poner a su disposición todos los recursos colegiales en la lucha contra las agresiones a sanitarios”.
 
Los hechos, según explicó la entidad colegial toledana, se produjeron sobre las 3.30 h. de la madrugada del jueves cuando el facultativo realizaba su trabajo de atención domiciliaria en respuesta a la llamada realizada por el servicio de emergencias 112 y fue golpeado gravemente.
 
El Colegio de Médicos de Toledo condena este nuevo acto de violencia contra un sanitario en el ejercicio de su labor asistencial e insta a los facultativos a protegerse y tomar las máximas medidas de precaución para preservar su propia seguridad y  evitar en lo posible agresiones como ésta.
 
El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha se suma a la repulsa de esta agresión
 
El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, presidido por el ciudadrealeño Dr. José Molina Cabildo, mostró, asimismo, su más firme repulsa ante la agresión sufrida por este médico de Urgencias en la localidad toledana de Camarena.  En un comunicado, el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, explica, tal y como se ha hecho público, que un joven de 29 años agredió a su padre y, posteriormente, al médico de Urgencias que acudió a atenderlo con una barra de hierro provocándole un traumatismo craneoencefálico.
 
Según el comunicado del Consejo de Médicos de Catilla-La Mancha, "el joven estaba afectado por el consumo de alcohol y drogas, lo que le producía un estado agresivo. Tanto el padre, un varón de 59 años, como el médico, de 54 años, fueron trasladados al hospital Virgen de la Salud de Toledo y su estado es crítico", según informa.
 
La violencia contra los profesionales de la salud merece, a juicio de este órgano colegial castellanomanchego, "siempre el más absoluto rechazo por parte de los colegios de médicos y por supuesto, de la sociedad, ya que repercute en la calidad de la prestación sanitaria y degrada la relación médico-paciente. Por lo tanto, desde el Consejo Autonómico se ruega encarecidamente denunciar cualquier tipo de violencia física o verbal en el ejercicio de su labor asistencial".
 
Como recuerda, finalmente, en su escrito, "desde el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, en sintonía con la Organización Médica Colegial, se trabaja desde hace años en conseguir que las agresiones a médicos sean consideradas delito de atentado a funcionario público con penas de cárcel para el agresor. En este sentido, los órganos judiciales de Castilla-La Mancha han dado pasos importantes en la defensa de la integridad física y moral de los profesionales sanitarios".