Miércoles, 21 Octubre 2020

Carta del Ministerio de Hacienda

El CGCOM muestra cautela ante la exención de la subida del IVA al 21% en sanidad

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) valora con cautela la carta del Ministerio de Hacienda al distintas profesiones sanitarias, en la que subraya que el Ejecutivo no tiene por qué aplicar la sugerencia de subida del IVA al 21% que parecía desprenderse de un estudio de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF)

Madrid 14/10/2020 medicosypacientes.com

En la respuesta de Carlos Moreno, director de gabinete de la ministra de Hacienda, transmite que las “especulaciones” en los medios de comunicación son habituales en fechas cercanas a los presupuestos. La carta plantea que la reflexión sobre las exenciones y los tipos reducidos en el IVA parte de las conclusiones de un estudio de la AIReF donde se analizan los beneficios fiscales presentes en el sistema tributario y asegura que estos estudios suelen formar parte de los documentos de trabajo del Gobierno de España, con el objetivo de tomar futuras decisiones, pero “no significa que las sugerencias que se indiquen tengan que se aplicadas por el Ejecutivo”.

La respuesta del Ministerio va más lejos y recuerda que de acuerdo con la Directiva del Consejo de Europa relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido, “está exenta de IVA la asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios” y que se trata de una “exención obligatoria para todos los Estados miembros de la Unión Europea”. El director de gabinete de la ministra María Jesús Montero transmite el “compromiso firme del Gobierno de España por seguir trabajando para que ninguna persona ni ningún sector se queden atrás”.

El borrador actual de los Presupuestos Generales del Estado incluye la posibilidad de gravar estos servicios exentos de IVA desde 1985. La subida impositiva es una posibilidad que sigue en el aire, aunque aún no está decidida, “pero tampoco descartada, pese a que tienen todos los elementos en contra”, según apunta el Dr. Manuel Carmona, representante nacional de la Vocalía de Medicina Privada del CGCOM, que de aplicarse lo calificaría como “un impuesto a la enfermedad”.  Y ha añadido que el ministro de Sanidad, Salvador Illa “ha tenido oportunidad de desmentirlo y no lo ha hecho, a pesar de ser incluso repreguntado sobre este asunto”, impresión que comparte Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).

En este sentido, el Dr. Alfonso Carmona, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, ha calificado esta posible medida como “una gran locura y una medida injusta, porque lo más importante de un país es la educación y la sanidad”. Además, ha incidido en que si esta medida se llevase a cabo “se gravaría a un sector que está luchando por salir adelante y generaría que muchas personas abandonarían su seguro privado, lo que sobrecargaría todavía más al SNS”. 

Por su parte, el Dr. José Molina, presidente del Colegio de Médicos de Ciudad Real, ha explicado que esa subida del IVA del 21% “afectaría a numerosas actividades sanitarias como “pruebas complementarias, hospitalización o alimentación dentro de los hospitales”. Esta decisión “encarecería las pólizas sanitarias privadas y podría provocar un repunte en el cese de contrataciones de las mísmas, volviendo los pacientes al SNS”. El Dr. Molina ha subrayado que “el sector privado asume el 30% a nivel quirúrgico y de hospitalización y gran parte de esa actividad pasaría al SNS. No debemos olvidar la importancia de la colaboración público-privada, porque dentro del sistema de salud estamos todos”. 

El contexto actual en Europa viene marcado por la exención como normal general. La normativa europea determina que los estados miembros eximirán de IVA a ciertas actividades de interés general, como la sanidad y la educación. Así, estos servicios privados no pagan IVA, salvo en algunas excepciones, como Grecia, y algunos servicios puntuales como intervenciones estéticas.