Lunes, 22 Julio 2019

Consejo AMM

El CGCOM lidera el Grupo de Asociaciones Médicas que trabajan en una declaración mundial sobre Pseudociencias y Pseudoterapias

En el marco de la 212ª Sesión del Consejo de la Asociación Médica Mundial (AMM), celebrado, recientemente, en Santiago de Chile, se abordó la situación de las pseudoterapias y pseudociencias a través de un Grupo de Trabajo creado en el seno del Comité de Asuntos Médico-Sociales de la AMM y que, liderado por el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), lo integran además Asociaciones Médicas pertenecientes a Australia, Corea del Sur, China y Sudáfrica

Madrid 07/05/2019 medicosypacientes.com
La finalidad es tener preparado un texto definitivo para la Asamblea de Georgia.
Dicho Grupo de Trabajo, que fue constituido en la Asamblea anual celebrada el pasado mes de octubre de 2018 en Reikiavik, Islandia, presentó un informe en la reciente reunión de Santiago de Chile, fruto de los trabajos que han venido desarrollando en los últimos meses. La finalidad es tener preparado un texto definitivo, una vez recibidas las enmiendas correspondientes en los próximos meses, para su aprobación definitiva en la Asamblea de la AMM de Georgia prevista para octubre de este mismo año. 
 
La idea surgió a partir de la propuesta de Declaración sobre pseudociencias y pseudoterapias presentada por la Delegación del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) en la Asamblea de abril de 2018, en Letonia. En dicho encuentro, fue el coordinador del Observatorio contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias, Dr. Jerónimo Fernández Torrente, a su vez tesorero del CGCOM quien defendió la propuesta, ante la preocupación de esta corporación por el auge desproporcionado y los riesgos y consecuencias negativas de estas prácticas, y considerando que la AMM y sus Asociaciones nacionales y de la profesión médica deben conocer y ser conscientes de este problema y de sus repercusiones sanitarias y sociales.
 
En esta línea, el CGCOM y la Ordem Dos Médicos de Portugal firmaron el pasado mes de enero “la Declaración Madrid” con la finalidad de advertir de la creciente proliferación de casos de pacientes en situaciones críticas por el uso de las pseudoterapias, e incidir en la gran confusión que reina entre la ciudadanía sobre lo que es medicina basada en el conocimiento, evidencia científica y tratamientos validados por la comunidad científica, y aquello que no cumple con dichos criterios.
 
En el referido documento apelaban a la respuesta contundente de la profesión médica europea ante este tipo de malas prácticas pero también han de hacerlo desde otras profesiones y desde las administraciones competentes que disponen de legislación suficiente para actuar contra las mismas, ya que son absolutamente detestables y perjudiciales para la salud pública y la seguridad de los ciudadanos y pacientes.
 
Al tiempo que solicitaban a los representantes políticos legislar para combatir tanto las pseudoterapias y pseudociencias en el campo de la salud como los actos o movimientos que las promueven y salvaguardar la salud pública y la seguridad de los pacientes y que se promueva, a través de las autoridades competentes,  un mayor control y vigilancia sobre centros y personas que no estén oficialmente acreditados y publicitan falsas actividades preventivas y curativas impulsando campañas de sensibilización y formación para los ciudadanos y pacientes con el objeto de evitar posibles fraudes y manipulaciones pseudocientíficas.
 
Por parte del CGCOM, además, y desde que en marzo de 2017, pusiera en marcha el Observatorio contra las pseudoterapias, pseudociencias, intrusismo y sectas sanitarias, han sido numerosos sus pronunciamientos, acciones de todo tipo, labor de divulgación y educación en la verdadera ciencia y denuncias públicas y en los diversos medios de comunicación, tanto del propio CGCOM como de los Colegios de Médicos provinciales y sus referentes autonómicos, para luchar de forma activa contra estas prácticas engañosas, fraudulentas  y contrarias a la medicina científica, independientemente de donde procedan y de quién las oferte (médicos, otros sanitarios, charlatanes e intrusos).