Miércoles, 13 Diciembre 2017

Brexit

El CGCOM expresa su solidaridad con los médicos y pacientes españoles desplazados en Reino Unido

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) expresa su solidaridad con los médicos y pacientes desplazados en Reino Unido, ante el proceso de este país de salir de Unión Europea que se inició el pasado día 28 cuando se activó formalmente el abandono del club europeo tras 43 años de pertenencia a la UE. 

Madrid 31/03/2017 medicosypacientes.com

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, notificó formalmente al presidente del Consejo Europeo, Donal Tusk, su deseo de iniciar el proceso de retirada de la UE. Se activaba así el art. 50 del Tribunal de la Unión Europea  (TUE) que abre el marco de unas negociaciones que pueden extenderse durante dos años prorrogables, con el consenso de los 27  Estados miembros. 

El CGCOM, que cuando se produjo en junio del pasado año el resultado del referéndum sobre el Brexit se pronunció en una declaración aprobada por su Asamblea General, quiere trasladar a los  médicos españoles  desplazados en el Reino Unido, “calma y serenidad” y expresar su “solidaridad” con todos ellos. 

Reitera su confianza en que el Gobierno del Reino de España vele por los “derechos de los pacientes y de los profesionales sanitarios españoles” desplazados en el Reino Unido, unos de los países más demandantes de profesionales, sobre todo de Medicina de Familia y de especialistas Hospitalarios. El CGCOM ha expedido en los últimos 6 años más de 5.000 certificados de idoneidad a médicos para ir al Reino Unido, el país de destino preferido por los médicos españoles (1.207, e 2011; 1077, en 2012; 1.130, 2013; 852, en 2016 y 773 en 2016)  

La corporación médica pide a los negociadores europeos, que empezarán a fijar las condiciones en una cumbre extraordinaria prevista para el próximo 29 de abril, “prudencia” en las negociaciones para proteger a la profesión médica y la salud de los pacientes de las posibles consecuencias colaterales de esta decisión.  

Asimismo, el CGCOM solicita que “se mantenga la política de validación de títulos con el Reino Unido”, algo que se requiere con urgencia para recuperar la confianza de los ciudadanos en la UE. Hay que tener en cuenta que la contratación médica en Europa es cada más más interdependiente e integrada y que la libre circulación ha desempeñado un papel crucial en el desarrollo profesional tanto de los médicos británicos como europeos. 

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España expresa su más “alto compromiso” para colaborar y cooperar con sus homólogos británicos, el General Medical Council y la British Medical Association con el fin de “garantizar el diálogo constante manteniendo nuestras excelentes relaciones en pro de los profesionales médicos de ambos países”.

Temor en Reino Unido por la huida de médicos

En 2016 dejaron sus empleos en el Servicio Británico de Salud (NHS) un total de 17.197 trabajadores, entre ellos médicos y enfermeras, frente a los 13.321 que abandonaron sus puestos en 2015 y los 11.222 en 2014, según datos publicados en el Diario The Guardian www.theguardian.com/politics/2017/mar/30/record-number-european-staff-quit-nhs-brexit-eu
 
Estas cifras recopiladas por el Servicio Digital del NHS han motivado la demanda, por parte de los principales representantes de los médicos, de "más garantías a los trabajadores europeos sobre su futuro en el Reino Unido".
 
Al respecto, según declaraciones de la presidenta del Real Colegio de Médicos (RCP), Jane Drace, al citado diario, “ las cifras confirman nuestros temores de que los médicos de la UE se están planteando dejar de ejercer  en Reino Unido, dada la incertidumbre que les rodea”. Drace mostró su preocupación al considerar que el número de profesionales que pueden dejar el país no podrán ser reemplazados en muchos años.
 
Por su parte, el presidente del consejo de la Asociación Médica Británica (BMA), el Dr. Mark Porter, hacía referencia a una encuesta publicada, recientemente, (ver MédicosyPacientes), según la cual, más de cuatro de cada diez médicos del Espacio Económico Europeo (EEE) que trabajan en Reino Unido se planteaban abandonar el país tras las consecuencias del Brexit, Precisamente, entre los principales motivos, según el sondeo, se encontraba la incertidumbre a la que están siendo sometidos por parte del Gobierno británico que hasta ahora no les ha ofrecido ningún tipo de garantías sobre su futuro en el sistema sanitario británico (NHS).
 
Según otros datos publicados por The Guardian, 2.348 médicos de los otros 27 Estados miembros de la UE abandonaron el sistema público en Inglaterra entre julio y septiembre de 2016, frente a los 1.281 que también dejó su empleo durante ese mismo periodo de 2015, lo que supone un aumento del 83 % de un año a otro.