Domingo, 25 Octubre 2020

Para aumentar protección social colectivos vulnerables

El CERMI reclama una refundación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha reclamado una refundación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, tras los casi diez años transcurridos desde su creación y despliegue, "ya que no ha cubierto las expectativas de aumento de la protección social de las personas mayores y personas con discapacidad para las que nació

Madrid 30/08/2016 medicosypacientes.com/ Servimedia
una de cada tres personas con prestación de dependencia reconocida no la está recibiendo
El CERMI ha planteado a las fuerzas políticas un "gran pacto de Estado con el respaldo de una amplia base social", que redefina lo que debería ser un auténtico y efectivo dispositivo de derechos sociales para las personas que precisan apoyos intensos para su autonomía personal.
 
A su juicio, el modelo refundado tendría que insertarse dentro de la Seguridad Social, a fin de que se garantice la igualdad y la equidad territoriales y se alcance la mayor perfección del derecho subjetivo a la protección social.
 
En este sentido, el CERMI ha destacado la necesidad de que el sistema cuente con financiación suficiente asegurada, sin copagos, "para su correcto y rápido despliegue, atendiendo inmediatamente a todas las personas en situación objetiva de necesidad de apoyos". En su opinión, esto serviría para evitar la situación actual, en la que casi una de cada tres personas con prestación reconocida no la está recibiendo.
 
“Otro de los aspectos que tendría que reformularse es el abandono de la concepciones pasivas de atención a la dependencia, con escasas, anticuadas y rígidas prestaciones y sin libre elección, para orientarlo a la promoción real de la autonomía personal, la vida independiente y la inclusión en la comunidad", ha añadido la entidad.
 
Por todo ello, el CERMI ha considerado que es preciso que se produzca un gran debate de las fuerzas políticas, los agentes sociales y los demás grupos de interés "para reconfigurar la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, un mecanismo de protección social que está muy lejos de alcanzar el potencial requerido".