Sábado, 15 Diciembre 2018

Apertura de Facultades de Medicina

El CEEM asegura que la Universidad de Alicante pretende impartir Medicina "sin asegurar unas prácticas de calidad"

Los estudiantes de Medicina denuncian que pretenden impartir Medicina “sin tener acordados los hospitales donde hacer prácticas y sustraerlos de la Universidad Miguel Hernández supone un nuevo golpe a su calidad formativa y a la calidad de la asistencia sanitaria”

Madrid 15/12/2017 medicosypacientes.com
Daniel Sánchez, vicepresidente, y Alejandro Iñarra, presidente del CEEM.

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) afirma sentirse muy sorprendido con las declaraciones de la Consejera de Salud de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, de permitir la apertura de la nueva Facultad de Medicina de la Universidad de Alicante, a pesar de conocer todas las negativas consecuencias a corto y medio plazo y tras negarse a ello hasta ahora.

Los estudiantes de Medicina denuncian que, cada vez que una Facultad de Medicina se abre, se asocia necesariamente a un Hospital Universitario cercano causando en este caso concreto una absoluta superpoblación de estudiantes en las prácticas además de un notable perjuicio a la calidad docente de sus compañeros de la Universidad Miguel Hernández. 

Desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina se posicionan en contra la apertura de nuevas facultades sin un análisis previo de necesidades de las mismas. Basándose principalmente en la búsqueda de una docencia de calidad y una asistencia sanitaria excelente, como objetivos primordiales. 

Desde el CEEM se sostiene que la finalidad política o lucrativa nunca puede marcar la apertura de una nueva facultad de medicina, y no se comprenden las motivaciones que puede haber llevado a este cambio de opinión por parte de la Consejería de Salud, los estudiantes afirman: “Esta situación solo va a redundar en un empeoramiento de las prácticas clínicas de nuestros compañeros de la Universidad Miguel Hernández (UMH), ya que Alicante no cuenta precisamente con una cantidad suficiente de centros sanitarios para poder abastecer de formación a dos facultades de Medicina”.

Además, el CEEM muestra su preocupación ante la complicada situación que pueden sufrir todas las facultades de Medicina en los próximos años ante la jubilación de casi la mitad del profesorado y las dificultades de renovación del mismo. Los estudiantes mantienen: “Se pretenden seguir abriendo nuevas Facultades cuando no va a haber apenas profesores y cada vez se exigen más requisitos y no precisamente requisitos con respecto a saber formar bien sino en investigación, obstaculizando que los médicos más jóvenes puedan convertirse en docentes”. “Tiene el mismo sentido que abrir aeropuertos sin aviones, algo que parece gustar a los políticos de este país”

Los estudiantes manifiestan su asombro ante la decisión de la Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA) de aprobar la implantación de Medicina en la Universidad de Alicante. Los estudiantes declaran que “se pretende permitir que una Facultad que dice que no tiene hospitales propios para hacer prácticas clínicas implante un Grado en Medicina, confiando en sustraer los hospitales de otra Universidad a la vez que perjudica a sus estudiantes”. 

Por todo lo anterior los estudiantes de Medicina rechazan la implantación de esta nueva facultad por parte del Gobierno Valenciano con el beneplácito de la ANECA, dado que” la calidad docente de la hipotética Facultad de Medicina de la Universidad de Alicante en ningún caso está garantizada”, además de que su implantación perjudica la formación clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández.