Jueves, 19 Septiembre 2019

En su reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz

El CACM solicita una ley que reconozca la autoridad pública de los médicos en ejercicio de sus funciones

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) se reunió ayer con el Defensor del Pueblo Andaluz al que expuso la situación actual de las agresiones al personal sanitario con el objetivo de buscar apoyos en contra de esta lacra, al tiempo que demandaron una ley que reconozca la autoridad pública de los médicos en ejercicio de sus funciones

Sevilla 21/05/2019 medicosypacientes.com/CACM
Momento de la reunión del CACM con Defensor del Pueblo Andaluz.
De esa forma, el CACM solicitó que  la relación médico-paciente sea el bien jurídico protegido con independencia donde se realice ya sea en ámbito público o privado, agravándose las penas que atenten contra el mismo, debiéndose igualmente promulgar una ley que reconozca la autoridad pública de los médicos en ejercicio de sus funciones, como la que ya existe en otras comunidades autónomas.
 
Como viene sucediendo en años anteriores estas conductas violentas en el ámbito andaluz, se producen con más frecuencia en Atención Primaria (55%) frente a la hospitalaria (23%). Entre los tipos de agresiones se han registrado un 12% de lesiones, 46 % de insultos y 42% de amenazas.
 
Entre los principales motivos de la agresión habría que destacar las discrepancias con la atención médica con un 39 % seguido por el tiempo de espera en ser atendido con un 17 %. Además, el CACM pidió también cambios en el Plan de Emergencia y Urgencia sanitaria que garanticen una adecuada atención de los pacientes.
 
Por su parte, El Defensor del Pueblo Andaluz se comprometió al estudio y valoración de dichos temas dada la importancia de los mismos así como a buscar las mejores soluciones entre los organismos implicados.
 
También se puso de manifiesto el optimismo respecto a la mesa de trabajo sobre agresiones con la Consejería , en la que el CACM está participando y donde se está elaborando un plan que recoge impregnes medidas para combatir las agresiones.