Miércoles, 21 Octubre 2020

Estudio IRIS-ASMA de SEPAR

El 85% de los pacientes asmáticos padece asociada una patología nasosinusal, rinitis o rinosinusitis

El estudio, en el que han participado 19 centros de salud de España y 4 de Latinoamérica, confirma la consideración actual de que la rinitis y/o rinosinusitis y el asma forman parte de una misma patología que afecta a la vía respiratoria superior (nariz) e inferior (bronquios) y que, además, están interrelacionados

11/02/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 12 de febrero de 2013 (medicosypacientes.com)

"Está altamente aceptado por la comunidad médica que rinitis y asma están ligados por una epidemiología, una clínica y unos mecanismos inflamatorios comunes. Con el estudio IRIS-ASMA hemos valorado la relación entre la patología inflamatoria nasosinusal (rinitis y rinosinusitis) y la gravedad del asma, especialmente en el caso del asma grave, que aunque solo supone el 10% de todos los casos de asma, comporta el 75% del coste económico de esta enfermedad en España", explica Vicente Plaza, director del PII (Programa de Investigación Integrado) de Asma de SEPAR.

Los resultados muestran que la mayoría de asmáticos, un 85,5%, tienen asociada alguna patología nasosinusal (rinitis alérgica y no alérgica /rinosinusitis crónica con o sin pólipos nasales). La rinitis alérgica está asociada al asma leve o moderado, mientras que la rinosinusitis crónica está asociada al asma grave y especialmente la rinosinusitis con pólipos nasales, que es la forma más grave.

Uno de los investigadores principales de este trabajo, el doctor José Antonio Castillo, sostiene que "la existencia de relación entre la gravedad del asma y la de la rinitis, y el hecho de que el tratamiento de las mismas tiende a mejorar la función pulmonar tiene consecuencias importantes para tratar las vías respiratorias de un modo integral".

A su juicio, esto es "especialmente importante" en los pacientes con asma grave, ya que "son los que tienen mayor edad, más exacerbaciones y peor control de la enfermedad". Con un tratamiento integral "se puede mejorar la calidad de vida de estos pacientes", considera.