Lunes, 10 Agosto 2020

Campaña Donación Médula Ósea

El 70% de los pacientes que requieren un trasplante de médula no disponen de un familiar compatible

 

Cada año 5.000 personas son diagnosticadas de enfermedades que necesitan un trasplante de médula para curarse y el 70% de ellas no tiene un familiar compatible para ser donante, por este motivo el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid reclama un aumento de la donación altruista de médula ósea

26/07/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 29 de julio de 2013 (medicosypacientes.com)

Normalmente los donante de médula ósea suelen un hermano o un familiar directo, pero tres de cada cuatro pacientes que requieren un trasplante no disponen de un familiar compatible ya que, debido a las leyes de la herencia, la probabilidad de que un hermano sea compatible con otro es de tan sólo el 25%, acumulándose hasta el 30% para una media de 1,7 hermanos. La probabilidad de encontrar un familiar no hermano compatible es muy pequeña.

De esta forma, los pacientes que no disponen de familiares compatibles sólo podrán ser curados si se localiza un donante no familiar compatible. Para localizar donantes no familiares compatibles, se han creado los Registros de donantes voluntarios y en concreto, el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO).

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid ha lanzado una campaña de promoción para aumentar la donación altruista de médula ósea, con el fin de captar nuevos donantes, con buen estado de salud y comprendidos entre los 18 a 45, para que se inscriban en el REDMO.

Al inscribirse los donantes manifiestan su voluntad de donar en el caso de que algún paciente, fuera  compatible con ese donante. Para formar parte de este registro es imprescindible la realización de una analítica previa para la cual se llevará a cabo en el Centro de Transfusión la extracción de una pequeña cantidad de sangre (como para un análisis corriente).

Esta analítica consiste en el tipaje del sistema de histocompatibilidad (HLA) para determinar la compatibilidad entre dos personas. Sólo en caso de que el donante pudiera ser compatible, y por tanto potencial donante, con un enfermo, se realizarían analíticas adicionales y si finalmente procede la donación.

Debido a los exigentes criterios de histocompatibilidad, la probabilidad de encontrar individuos no emparentados compatibles en la población general es muy escasa 1/100.000-200.000. Por ello los registros deben de ser lo más amplios posibles.

La donación de médula ósea no comporta ninguna compensación económica, si bien la Fundación Josep Carreras (www.fcarreras.org) costea los gastos que pueda haber originado. De igual modo, la donación es siempre anónima tanto para el donante como para el receptor.

Trasplante de médula ósea

Los progenitores hematopoyéticos, o células madre, son los encargados de producir todas las células de la sangre y diversas células de otros tejidos. El crecimiento incontrolado, o el mal funcionamiento, de alguna de estas células da lugar a diversas enfermedades (leucemias, inmunodeficiencias, insuficiencias medulares, entre otras).

El trasplante de progenitores hematopoyéticos, antes denominado trasplante de médula ósea, permite la curación de estas enfermedades al sustituir las células defectuosas por otras normales procedentes de un donante sano. Dicho trasplante sólo puede realizarse si existe un donante sano compatible con el paciente. Ser compatible significa que las células del donante y del paciente se parecen tanto que podrán convivir juntas en el organismo del receptor.

Los progenitores hematopoyéticos pueden tener dos orígenes diferentes: la médula ósea o la sangre periférica. La extracción, riesgos y efectos secundarios son diferentes según se efectúe la donación de una u otra manera.

Una vez comprobado que es totalmente compatible con el paciente se informará al donante sobre el tipo de donación que precisa el paciente. La decisión de emplear médula ósea o sangre periférica depende de las necesidades del enfermo ya que en determinadas enfermedades y situaciones clínicas es preferible una u otra. En el supuesto de que el donante tenga un problema que contraindique una anestesia general o epidural se acepta que lo sea exclusivamente de progenitores de sangre periférica.

Todo donante debe saber que es posible que al cabo de unas semanas o meses se le solicite una segunda donación de progenitores para el mismo paciente por haberse producido complicaciones en su evolución (fallo de implante). Es un evento muy poco probable y si acepta realizarla lo más frecuente es que se crucen las donaciones: si la primera vez fue de médula ósea, la segunda será de sangre periférica y viceversa. También se le puede solicitar donación de linfocitos en caso de recaída de la enfermedad original del receptor.

La médula ósea se obtiene en un quirófano, en condiciones estériles, bajo anestesia general (normalmente) o epidural, mediante punciones repetidas de los huesos planos de la cadera. La intervención suele durar una hora.