Viernes, 6 Diciembre 2019

Estudio publicado en 'JAMA Pediatrics'

El 4% de los niños y adolescentes de todo el mundo padece hipertensión

El cuatro por ciento de los niños y adolescentes de todo el mundo padece hipertensión, según ha evendenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y que ha sido publicado en la revista 'JAMA Pediatrics'

Madrid 14/10/2019 medicosypacientes.com /E. P.
Han observado que los niños con sobrepeso y obesidad son los que tienen los niveles de presión arterial más altos
Se trata de una revisión sistemática y de un metaanálisis de 47 artículos en los que se analizaron la prevalencia de la hipertensión infantil entre los años 1994 y 2018, la cual, tal y como han comprobado los expertos, ha aumentado en este periodo de tiempo.
 
De esta forma, los investigadores han observado que los niños con sobrepeso y obesidad son los que tienen los niveles de presión arterial más altos y que la mayor subida de menores con este problema se ha producido en las últimas dos décadas.
 
Asimismo, la frecuencia de la hipertensión también ha variado cuando se midió con diferentes dispositivos, siendo mayor cuando se midió con un esfigmomanómetro aneroide, frente al esfigmomanómetro de mercurio o el oscilométrico.
 
"Estos hallazgos sugieren que la hipertensión infantil se está volviendo más común en la población pediátrica general, lo que representa un desafío de salud pública considerable en todo el mundo", han dicho los investigadores.
 
La presión arterial alta (hipertensión) en niños es la presión arterial que es igual o superior al 95 % de los niños del mismo sexo, edad y estatura que tu hijo. No hay una lectura simple de la presión arterial objetivo que determine la presión arterial alta en todos los niños, porque lo que se considera normal cambia a medida que los niños crecen.
 
La presión arterial alta en niños menores de 6 años suele producirse debido a otra enfermedad. Los niños mayores pueden presentar presión arterial alta por los mismos motivos que los adultos: exceso de peso, mala alimentación o falta de ejercicio.
 
Los cambios en el estilo de vida, como seguir una alimentación sana para el corazón y hacer más actividad física, pueden ayudar a reducir la presión arterial alta en los niños. Pero es posible que algunos niños deban tomar medicamentos. La presión arterial alta no suele causar síntomas.