Campaña medicina rural

Martes, 16 Agosto 2022

El 30% de las personas mayores no ingieren las cantidades recomendadas de lácteos

07/10/2008

Según los expertos, los lácteos son fundamentales no sólo por su elevado aporte de nutrientes sino como factor preventivo de muchas enfermedades.

Madrid, 7 de octubre 2008 (Redacción)

Dr. Javier Aranceta, Dr. Francisco Toquero y  D. Ricardo Martí-Fluxá

Dr. Javier Aranceta, Presidente de la Sociedad
Española de Nutrición Comunitaria y asesor de estas
dos ediciones; el Dr. Francisco Toquero, vicesecretario
del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos
(CGCOM); y D. Ricardo Martí-Fluxá, Presidente del
Instituto Tomás Pascual Sanz.

En la actualidad, hay un hábito generalizado de la falta de consumo de las cantidades recomendadas de lácteos. Estos productos se convierten en un pilar fundamental de la dieta sobre todo en ciertas etapas de la vida como son la lactancia, la niñez y la vejez. Con el objetivo de concienciar de la importancia de los lácteos como prevención de muchas patologías crónicas, se han editado dos manuales “Guías de Buenas Prácticas Clínicas: “Requerimientos de lácteos en situaciones especiales: lactancia, adolescencia y embarazo” y “Lácteos y tercera edad”, que cuentan con el sello de la Organización Médica Colegial y el Instituto Tomás Pascual Sanz.

Más 10.000 guías se repartirán entre médicos de Atención Primaria de toda España con el fin de que puedan responder concisa y rigurosamente cuestiones alimentarias sobre los lácteos. “El médico de atención primaria tiene también un papel muy importante respecto al control y educación de los hábitos dietéticos. Por ello, la Organización Médica Colegial (OMC) junto con el Instituto Tomás Pascual ha editado estas guías dirigidas al médico de cabecera, que al tener contacto directo con la población, puede recomendar mejor que nadie sobre la ingesta de los lácteos”, ha explicado el Dr. Francisco Toquero, vicesecretario del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos.

Los médicos de Atención Primaria cumplen una tarea básica de información al consumidor sobre “las bondades, virtudes y falsos mitos acerca del consumo de leche y sus derivados, y la importancia que tienen como fuente de nutrientes de alta calidad difícilmente sustituible por otros alimentos”, explica Alfonso Perote, del Instituto Tomás Pascual Sanz.

La necesidad de consumo de lácteos en la tercera edad

Entre las cuestiones alimentarias de permanente actualidad, crecen las referentes a la leche y los productos lácteos, no sólo porque son fuentes de tan importantes nutrientes como el calcio o las proteínas lácteas, sino también porque se muestran como uno de los vehículos más importantes para la incorporación de los llamados nutrientes funcionales.

Por ello, es necesario hacer hincapié en la importancia de la ingesta de lácteos, especialmente en niños, adolescentes, embarazadas y ancianos.

“En la vejez se deteriora el sentido del gusto y olfato, que influyen en la pérdida de apetito. Sin embargo, es muy importante que los mayores continúen con una alimentación adecuada para prevenir ciertas patologías y no aumentar las que padece. Los lácteos son alimento fundamental y muy recomendable por sus propiedades y su facilidad de consumo”, afirma Toquero.

En general la cantidad de lácteos que el anciano debe tomar es de 3/4 raciones diarias. “Sin embargo, alrededor de un 30% de los mayores no consumen las cantidades adecuadas y el 5% no toma ningún lácteos. En resumen entre un 10-14% tiene riesgo e sufrir enfermedades debida la inadecuada ingesta de calcio”, explica el Dr. Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Asimismo, el Dr. Aranceta puntualizó que muchos mayores tienen problemas de masticación por lo que los lácteos son un alimento rico en nutrientes y fáciles de tomar”.