Viernes, 22 Junio 2018

Pediatra e influencer

Dra. Lucía Galán: “Los médicos tenemos que estar en Redes Sociales porque nuestros pacientes también lo están”

La doctora Lucía Galán Bertrand, más conocida como “Lucía, mi pediatra” en Internet, cuenta con más de 250.000 seguidores en las Redes Sociales, una cifra que la sitúa como una de las principales influencers sanitarias de nuestro país y baluarte de la presencia de los médicos en Redes Sociales porque – asegura – “nuestros pacientes también lo están”

Madrid 16/11/2017 medicosypacientes.com/A.G.
Lucia mi pediatra
Dra. Lucía Galán Bertrand

En esta entrevista, Lucía Galán habla sobre el gran fenómeno de las redes sociales desde el punto de vista de un profesional médico y como gestionarlas con éxito, de su reciente incursión en el ámbito de la cooperación para el desarrollo con su reciente viaje a Senegal de la mano de UNICEF o de su gran trabajo en pro de la vacunación y en contra de los bulos de salud difundidos en la red.

Las Redes Sociales son un potentísimo escaparate que deben de utilizar los Colegios de Médicos 

A pesar de no conocer el secreto del éxito en las Redes Sociales, la Dra. Galán piensa que la cercanía, la constancia y remitir siempre a fuentes científicas y avaladas son factores determinantes para un buen resultado. “Me considero una mera transmisora de la información que nos llega a los profesionales. Escribo como hablo en mi consulta a mis pacientes, como a mí me gustaría que me hablasen si me encontrase en un terreno desconocido, hostil a veces, manejando información de la que no estoy preparada y teniendo que tomar decisiones de las que además va a depender la salud de los que más quiero que son mis hijos”.

Sobre la gran pregunta de si los facultativos deben de estar o no en las redes sociales, la pediatra responde con un contundente si “porque nuestros pacientes también lo están. Porque las redes ya es uno de los principales motores de búsqueda de información y porque si no hablo yo de por qué vacunar quizá hable otro de por qué no vacunar. Y eso, no nos lo podemos permitir.” – afirma.

Destaca también la importancia de estas vías de comunicación como herramientas para combatir bulos y para informar y divulgar información científica.

Respecto a las características o condicionantes concretos que debe de tener un médico a la hora de comunicarse de manera correcta y ética en redes sociales aboga por “no atacar” como el principio más importante. “No podemos caer en el ataque ni en el insulto, aunque nos insulten. Debemos ser ejemplo de respeto, siempre, digan lo que digan y no desprestigiar nuestros opositores.”

No obstante, la Dra. Galán resalta que los médicos en Redes Sociales no deben responder consultas personales ni médicas a través de estas vías. “Cada uno tiene su médico que es quien mejor le conoce y quién tras una anamnesis y exploración detallada, emitirá un juicio diagnóstico mucho más certero que el que ninguno de nosotros podamos hacer por estas vías” – asegura.

Sobre las distintas redes sociales que gestiona, Lucía Galán cuenta con perfiles en Facebook (con casi 200.000 seguidores), Instagram (33,500) y Twitter (26.000), muestra su preferencia por ésta última debido a la inmediatez, la cercanía y la interacción tan directa que existe “porque encuentro en ella la información que busco en pocos minutos”.

Respecto a Facebook afirma que “aquí tengo la oportunidad de explicar con más detalle todo lo que 280 caracteres no me permiten. Los padres y las madres comparten muchas experiencias que a su vez son de gran ayuda para los que leen. Se ha formado una comunidad muy enriquecedora que ya no es solo lo que yo escriba si no los cientos de comentarios que se generan, algunos verdaderamente instructivos para todos. 

En cuanto a Instagram la considera la más personal de todas, “me gusta, la disfruto. Es como abrir una pequeña ventanita de mi vida que sé que los lectores agradecen y disfrutan también” - comenta. 

En opinión de Galán las redes sociales le han aportado “encontrarme con gente maravillosa que de otra manera jamás hubiese conocido, no solo amigos sino profesionales de los que aprendo cada día y de los que espero seguir aprendiendo muchos años”. 

Incide en la importancia de formar a los facultativos en materia de Redes Sociales tanto desde los Colegios de Médicos como desde las Sociedades Científicas, así como cree imprescindible que todas estas corporaciones estén presentes en estas plataformas porque son “un potentísimo escaparate que deben aprovechar para transmitir sus conocimientos y compartirlos con el resto del mundo”. 

Cooperación: “Todo sanitario debería `cambiar de mundo´ alguna vez en la vida”

La Dra. Lucía Galán aborda también su incursión en el ámbito de la cooperación internacional a raíz del reciente viaje a Senegal que hizo de la mano de UNICEF, una primera experiencia que le ha permitido conocer esta labor en la que asegura, repetirá.

El objetivo de dicha visita era conocer sobre el terreno las necesidades del país y los proyectos que esta organización tiene en marcha para combatir la desnutrición infantil, promover la vacunación, el derecho a la educación y los derechos de los niños y de las niñas que tan castigados están en este tipo de países. 

Respecto a la situación que allí se encontró y el estado de la pediatría en este país, comenta que “si en nuestro país hay escasez de pediatras imagina cómo están allí. No hay pediatras y los que hay están mayoritariamente en Dakar, por lo que miles de niños del resto del país no tiene posibilidad ninguna de acceder a ellos. Allí visitamos un centro sanitario que atendía 1500 partos al año y no había un sólo médico de ninguna especialidad. Todo el trabajo era sacado adelante por matronas, enfermeras y auxiliares, es increíble labor la que hacían. Volví sobrecogida” – resalta.

Preguntada sobre los grandes problemas a los que se enfrenta allí un pediatra y que en España están superados, Lucía responde que casi el 50% de la población son niños por lo que es imposible dar abasto. Asegura que mientras que en España luchamos contra la obesidad infantil, allí se mueren de hambre porque su principal problema es la desnutrición infantil. “Aún con todos los conocimientos médicos que podamos tener si no hay un adecuado saneamiento de las aguas, si solamente el 20% de los hogares con niños tienen inodoro, si no hay alimento y además las coberturas vacunales no consiguen una inmunidad de grupo aceptable ¿qué puede hacer un pediatra?” – se pregunta. Aun así, destaca lo fascinante que le resultó ver cómo trabajan allí y como junto con la ayuda internacional están consiguiendo unas coberturas vacunales cada vez más altas y unas cifras de desnutrición que han caído a la mitad en los últimos años.

La Dra. Galán anima a colaborar en la medida de nuestras posibilidades con organizaciones avaladas y con amplia experiencia en el terreno como puede ser UNICEF,que garantizan la llegada y distribución de recursos y suministros. Basada en su reciente experiencia desde el terreno resalta el espíritu de equipo que hacen las madres. “Se ayudan unas a otras, se reúnen en lejanas aldeas semanalmente a la espera de que lleguen sanitarios o cooperantes que les formen en cuidados básicos de los niños, en alimentación infantil y en higiene y me asombra cómo ellas van transmitiendo esta información de casa en casa con verdaderos programas de salud que se traducen en unos resultados impresionantes y esperanzadores. Pude observar que a estas mujeres se les forma en vacunación, en lactancia materna, en nutrición infantil, en método canguro, en higiene… y cuando ves los resultados realmente te das cuenta que con estas “simples” estrategias se salvan cada año miles de vidas”. 

Considera que “todo sanitario debería cambiar de mundo alguna vez en la vida” y para ello cree necesario la formación porque “lo que allí te encuentras nada tiene que ver con lo que ves en tu día a día”, y pone en valor el trabajo de organizaciones y entidades como la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC en materia formativa e informativa.

En África no hay debate sobre las vacunas, allí suponen la diferencia entre vivir o morir

Lucía Galán también es conocida en la red por su importante labor de concienciación sobre la importancia de las vacunas y su lucha contra los bulos de salud en la red, una labor por la que ha acaba de ser reconocida con el premio E-Health Awards y que la ha situado como una de las mayores influencers en este campo.

Acerca de las vacunas y del debate existente en la sociedad, cree que el único interés que mueve a los sanitarios en este ámbito es garantizar el estado de salud de sus pacientes, y que una de las herramientas más seguras, eficaces y avaladas que existen para ello son las vacunas. No obstante – subraya – “la mayoría de nosotros no pensamos que la obligatoriedad sea la solución. España goza de unas altas coberturas vacunales, nuestras estrategias hasta la fecha funcionan. Obligando corres el riesgo de aumentar el rechazo. Soy fiel defensora de seguir informando, divulgando, ayudando y acompañando en todo el proceso desde que una familia consulta por primera vez con dudas acerca de alguna vacuna hasta que finalmente deciden vacunar.” 

A pesar de que en España se ha enfrentado a casos puntuales y muy poco frecuentes de enfermedades provocadas por niños sin vacunas cree que “las familias confían en nosotros y la inmensa mayoría de ellos deciden vacunar porque todos queremos lo mejor para nuestros hijos”. Por desgracia – comenta – en países como Senegal no hay debate ninguno con las vacunas. Allí es vivir o morir. No hay más”.