Miércoles, 8 Diciembre 2021

Curso Formación docente para tutores MIR de la FFOMC

Dra. García Romero: "El curso para tutores MIR permite a los profesionales adquirir las competencias docentes necesarias para asumir este rol tan importante para la formación de los especialistas"

La formación docente para tutores MIR inició su séptima edición el pasado 27 de octubre con un éxito total al llenar todas las plazas en apenas unas horas. El curso de la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial es uno de los más demandados por parte del alumnado, porque, según explica la Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda de la FFOMC, "ni en la formación básica ni en la especializada de los profesionales de ciencias de la salud, se contempla la adquisición de competencias docentes"
Madrid 23/11/2021 medicosypacientes.com/ Sara Narvaiza
La Dra. García Romero reflexiona en esta entrevista la importancia de este curso, que ofrece una formación fundamental para los profesionales de la Medicina, quienes no disponen de estos aprendizajes durante sus distintas etapas formativas. 
 
El curso, que ya cuenta con alumnos en lista de espera, tiene una duración de casi 100 horas y se puede hacer a lo largo de un año de forma telemática. Además, está solicitada la acreditación a SEAFORMEC y a la UEMS, y gracias a Mutual Médica la inscripción es gratuita.
 
El curso Formación docente para tutores MIR se ha llenado en apenas unas horas, ¿cuál es la clave del éxito? 
 
Cubre una necesidad por parte de los profesionales que asumen el rol de tutor de los MIR, la excelencia en la calidad de los contenidos, la adecuación a la situación y la flexibilidad que aporta la formación virtual. 
 
A los cinco días de abrir las inscripciones al curso se ha cerrado con 850 alumnos y quedan alumnos en lista de espera.
 
¿Por qué razones los profesionales se muestran tan interesados en realizar esta formación?
 
Tanto en la formación básica, como en la especializada de los profesionales de ciencias de la salud, no se contempla la adquisición de competencias docentes. Sin embargo, son muchos los profesionales que acometen la tarea de la docencia siendo conscientes de la importancia que esta supone, tanto para su desarrollo como profesional, como para la transformación que supondrá para los profesionales sobre los que aplique la docencia y en definitiva, sobre el paciente y la sociedad.
 
Es en el momento de enfrentarse a la docencia, cuando el profesional detecta la carencia de competencias y este curso, permite a los profesionales que asumen el rol de tutor adquirirlas.
 
El colectivo de los Tutores de los MIR supera los 10 000 profesionales, altamente cualificados y con un grado muy elevado de motivación, por lo que su interés en el curso es alto y el buen aprovechamiento de la actividad así lo acredita. 
 
El apoyo de Mutual Médica ha permitido que este curso logre el máximo alcance, ¿qué supone para la FFOMC el patrocinio por parte de esta entidad?, ¿y para los médicos que deciden cursar esta formación?
 
La Fundación Mutual Médica siempre se ha mostrado solícita a colaborar con la FFOMC en la formación del médico, por lo agradecemos mucho su implicación en este curso para facilitar la adquisición de competencias docentes a nuestros médicos tutores y así facilitar su cometido: formar a los futuros especialistas.
 
Gracias a su colaboración han terminado su formación más de 2000 médicos como tutores MIR y se pone en marcha esta séptima edición.
 
¿Cuáles son las principales competencias que tiene que adquirir el tutor o la tutora MIR?
 
El Real Decreto 183/2008 marca un antes y un después en todo lo referido a las funciones del tutor en relación con la formación de los MIR, estableciendo su perfil, funciones, habilidades necesarias, sus responsabilidades y las características para su nombramiento. El tutor es el primer responsable del proceso de enseñanza-aprendizaje del residente y sus principales funciones son las de planificar, gestionar, supervisar y evaluar todo el proceso de formación, proponiendo, cuando proceda, medidas de mejora en la impartición del programa y favoreciendo el autoaprendizaje, la asunción progresiva de responsabilidades y la capacidad investigadora del residente.
 
Entre las funciones que se atribuyen a los tutores se encuentran: la planificación docente, la organización de las actividades formativas, el seguimiento y supervisión del residente o la evaluación sumativa y formativa del residente, ¿de qué manera se introduce la formación en competencias transversales durante el curso?
 
El curso utiliza varias metodologías para conseguir la consolidación de conocimientos y las competencias transversales que el tutor necesita. Como base se utiliza la metodología expositiva, que permite trasladar conocimiento, que mediante la metodología de casos, permite aplicar ese conocimiento a escenarios y a que el estudiante pueda reflexionar y razonar sobre los contenidos teórico/prácticos. 
 
Pero las metodologías no serían nada sin un cuidado contenido, eligiendo los temas más relevantes y centrándose en lo importante: desde las claves de la formación basada en competencias, pasando por la elaboración de un plan formativo y terminando en la evaluación, este último, aspecto fundamental, ya que un cambio de evaluación puede cambiar completamente el diseño del aprendizaje.
 
A todo ello se suman actividades presenciales que permiten la interacción con el estudiante y trasladar novedades, así como aclarar aspectos de los contenidos y un seguimiento tutorial por parte de los excelentes directores/coordinadores de la actividad formativa, generando el debate en los espacios de comunicación con el discente.