Miércoles, 3 Marzo 2021

69ª Asamblea Mundial de la Salud

Dra. Chan: "La cobertura universal de salud es la máxima aspiración de equidad"

Durante el acto inaugural de la 69ª Asamblea Mundial de la Salud, que se celebra en Ginebra, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dra. Margaret Chan, hizo hincapié en la necesidad de la cobertura universal de salud para el logro de los objetivos trazados por la Organización. "La cobertura universal de salud es el fin que subyace tras todos los demás. Es la máxima expresión de equidad”, según subrayó. Al mismo tiempo, identificó el cambio climático, fracaso de los antimicrobianos y el incremento de enfermedades crónicas como principales factores que dominan en estos momentos el panorama sanitario mundial
Madrid 23/05/2016 medicosypacientes.com
69ª Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra.
En el discurso inaugural de esta Asamblea que se celebra en Ginebra hasta el próximo sábado, la Dra. Chan tuvo palabras de celebración y esperanza, pero también de advertencia. Por un lado, celebró los recientes avances en materia de salud pública mundial, especialmente en la lucha contra el VIH, la tuberculosis, la malaria y la poliomielitis, así como en la mejora de la salud materna e infantil
 
En un mundo interconectado caracterizado por una profunda movilidad de personas y mercancías, las amenazas se multiplica, según advirtió en su intervención. Así, añadió, los recientes brotes de Ébola, coronavirus MERS, Zika y la fiebre amarilla "son exponentes de un dramático resurgimiento de la amenaza de enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes", lamentando que "el mundo todavía no está preparado para hacerles frente".
 
Por otra parte, aludió a la contaminación del aire como un peligro que afecta a la atmósfera mundial y contribuye al cambio climático, además, los patógenos resistentes a los fármacos, incluyendo el creciente número de "superbacterias", "viajan bien a nivel internacional en las personas, los animales y los alimentos", según señaló Chan.
 
Asimismo, apuntó, en su discurso, que "salvaguardar la calidad de los productos farmacéuticos se ha vuelto mucho más difícil, con procedimientos de fabricación complejos y cadenas de suministro que abarcan múltiples empresas y países".
 
La OMS es la organización con la legitimidad universal a aplicar el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) y recordó el reto que ha de superar la Organización en materia de gestión de emergencias. Se trata, como amplió, de "un cambio fundamental para la OMS, en el que nuestras funciones técnicas y normativas tradicionales se complementen con las capacidades operativas necesarias para responder a los brotes y emergencias humanitarias".
 
A ello añadió, que los líderes mundiales están preocupados por un sistema de ayuda humanitaria que, a su juicio, necesita urgentemente una reforma. Preocupación que se ha puesto de manifiesto en la primera Cumbre Mundial Humanitario que se celebra esta semana en Estambul.
 
En otro momento de su intervención la directora general de la OMS se refirió al empaquetado genérico de los productos del tabaco, recordando que Reino Unido ha sido el último en sumarse a esta iniciativa. En este sentido, expresó que "ningún país puede aspirar a reducir la carga de enfermedades no transmisibles si no dispone de una legislación fuerte para el control del tabaco acorde con el Convenio Marco para el Control del Tabaco.
 
Destacó, finalmente, que esta Asamblea Mundial de la Salud, va a batir récord en cuanto a número de participantes y temas previstos para abordar, entre los que cabe destacar, la reforma de la OMS, y las decisiones relativas a la respuesta de la Organización a las emergencias de salud y el Reglamento Sanitario Internacional.
 
También se incluyen las enfermedades no transmisibles y los factores que pueden desencadenar este tipo de patologías relacionados con la obesidad, contaminación del aire, el control del tabaco, la violencia y la seguridad vial, entre otros.
 
Como parte de la campaña mundial para apoyar y fortalecer los sistemas de salud, los delegados de los países participantes discutirán resoluciones relativas a los recursos humanos para la salud; la escasez mundial de medicamentos; y "centrado en las personas" servicios de salud.
 
También se abordará la implementación de la Estrategia Mundial que sobre la mujer y salud de los adolescentes se acordó en la 68ª Asamblea Mundial de la Salud, así como un conjunto de estrategias relativas al VIH, la hepatitis y las infecciones de transmisión sexual. Otras resoluciones relacionadas con la salud se centran en el problema mundial de las drogas y el envejecimiento saludable.