Sábado, 21 Septiembre 2019

III Congreso Cooperación Internacional OMC

Dr. Vidán: "Los médicos tienen el deber deontológico de denunciar situaciones que suponen un atentado contra la dignidad del ser humano"

Santiago, es el escenario elegido para la celebración del III Congreso de Cooperación Internacional de la OMC. Un encuentro que pretende alzar la voz sobre el problema de acceso a los medicamentos esenciales que sufren muchas personas en el mundo; algo que, para su anfitrión el Dr. Luciano Vidán, presidente del Colegio de Médicos de A Coruña, justifica "por sí solo" la celebración de este Congreso, ya que "los médicos tienen el deber deontológico de denunciar situaciones que suponen un atentado contra la dignidad del ser humano" 

Madrid 14/01/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
Dr. Luciano Vidán
Este III Congreso Cooperación Internacional está organizado por la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI), en colaboración con el Colegio de Médicos y el Colegio de Farmacéuticos de A Coruña. 
 
El mismo, congregará, tal y como explica el Dr. Luciano Vidán en esta entrevista, a profesionales y ONG de "reconocido prestigio que trabajan en la cooperación internacional para el desarrollo y la intervención en emergencias humanitarias" para "abordar asuntos de tanta actualidad como la salud pública, el acceso a los medicamentos esenciales y la investigación en enfermedades de alta prevalencia en países empobrecidos".
 
- ¿Qué supone para el Colegio de Médicos de A Coruña ser el anfitrión y organizador del III Congreso de Cooperación Internacional de la OMC?
 
Es un honor y una satisfacción afrontar el reto de ser los anfitriones de este congreso. Es el colofón a la labor solidaria que, desde hace 10 años, venimos realizando desde nuestro Colegio en forma de donaciones a instituciones y premios a proyectos de ayuda a quienes más lo necesitan. En este sentido, conviene recordar que, desde nuestra llegada a la directiva del COMC, destinamos el 0,7% de las cuotas de los colegiados a la solidaridad, tan presente en nuestros códigos deontológicos.  
 
- ¿Cuáles son los principales objetivos que persigue este III Congreso?
 
Establecer un espacio de encuentro entre los 52 Colegios Oficiales de Médicos y Farmacéuticos de España, profesionales de reconocido prestigio en el ámbito del tercer sector y las organizaciones sanitarias y no sanitarias que trabajan en la cooperación internacional para el desarrollo y la intervención en emergencias humanitarias. En Santiago vamos a abordar asuntos de tanta actualidad como la salud pública, el acceso a los medicamentos esenciales y la investigación en enfermedades de alta prevalencia en países empobrecidos.
 
-El lema de este año es: El acceso a los medicamentos esenciales como un Derecho Universal Fundamental. ¿Qué pueden hacer los médicos en este aspecto?
 
Qué pueden no, qué deben. El principio básico de la bioética de justicia nos obliga, no solo desde el punto de vista ético, sino también deontológico, al menos, a denunciar ante los poderes y la opinión pública, la situación de gran precariedad por la que está pasando la mitad de la población mundial, que es un atentado a la dignidad de los seres humanos. Por eso, consideramos que el acceso a los medicamentos esenciales, aparentemente sencillo de resolver, justificaría por sí solo la celebración de este congreso.
 
- ¿Cómo definiría usted la labor de un médico en cooperación? ¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta?
 
Igual que la de cualquier médico en el ejercicio diario de la profesión. Es decir, anteponer los intereses del enfermo a los suyos propios, el altruismo y, sobre todo, la justicia social.
 
- ¿Qué apoyo recibe el profesional médico que decide hacer cooperación o un voluntariado desde el Colegio de Médicos de A Coruña? 
 
Desde 2011, nuestro Colegio cuenta con una sección de Cooperación y Solidaridad, que está integrada en la red de la Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional de la OMC. Además, en el seno del Consejo Gallego de Colegios Médicos organizamos unas jornadas bienales sobre estos asuntos. Y nosotros, desde A Coruña, destinamos 10.000 euros al año a premiar proyectos solidarios nacionales e internacionales. 
 
-Y en su comunidad autónoma, ¿tiene facilidades a la hora de solicitar permisos para desarrollar esta labor?
 
En eso estamos. Desde el Consejo Gallego de Colegios Médicos, establecimos contacto con la Consellería de Sanidad para hacer realidad, en Galicia, la Ley del Voluntariado. Queremos que se tenga en cuenta la participación de los profesionales en los proyectos de cooperación al desarrollo sostenible o en acciones humanitarias de carácter internacional a efectos de reserva de plaza, cómputo de antigüedad, carrera profesional y méritos. 
 
- ¿Qué es lo que más demandan los profesionales que deciden trabajar en cooperación internacional en el Colegio de Médicos?
 
Generalmente, demandan formación, asesoramiento sobre seguridad y transferencia de conocimientos. Y, por supuesto, información sobre ONGD, el registro de profesionales y cómo puedan participar, de forma eficiente, en campañas y proyectos.
 
- ¿Qué acciones se pueden desarrollar para dar a conocer la labor de los médicos cooperantes y voluntarios y defender sus derechos? ¿Considera que este congreso es un espacio idóneo para hacerlo?
 
Sí. En este sentido, tratamos de hacer un congreso abierto a toda la sociedad gallega y, sobre todo, a las nuevas generaciones de profesionales. Por eso, lo realizamos en la Facultad de Medicina de la USC y hemos invitado a asistir a sus alumnos.
 
- ¿Cómo valoraría la labor que hace la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC de apoyo al colectivo médico cooperante y voluntario?
 
La Fundación es un instrumento magnífico para coordinar, facilitar y promover las actividades de cooperación internacional. Y, al mismo tiempo, una oportunidad para formarse, obtener información de las ONGDs, de las misiones y sus necesidades, del registro de profesionales y de la legislación sobre la materia. Por otro lado, los convenios que está firmando con las Facultades de Medicina y las sociedades científicas redundarán en la calidad de estas actividades solidarias y en su consolidación futura.
 
- En su opinión, ¿qué retos tiene la Fundación?
 
Llegar al mayor número de médicos posibles y concienciarlos de la importancia del registro de profesionales. También debe detectar las necesidades de cooperación y mejorar las condiciones de trabajo de los cooperantes. Cooperar es unir fuerzas. Juntos avanzamos más y mejor.
 
Acceso a programa e inscripciones en: http://congresocooperacionsantiago.com/